Confirman condena a la joven que mató al novio con el auto

La Corte Suprema mendocina ratificó los 3 años y 9 meses de prisión para Julieta Silva, quien en 2017 atropelló al rugbier Genaro Fortunato.

La Suprema Corte de Justicia de Mendoza confirmó ayer la pena de 3 años y 9 meses de prisión impuesta a Julieta Silva Macagno por atropellar con su auto y matar a su novio, el rugbier Genaro Fortunato, en 2017, en la ciudad de San Rafael, al rechazar los recursos de Casación de la defensa, que reclamaba la absolución, y de la fiscalía y la querella, que pretendían una condena mas elevada.

El 9 de setiembre de 2017, Silva y Fortunato salieron del boliche La Mona bajo los efectos del alcohol. Tuvieron una discusión. Ella subió a su Fiat Idea, arrancó y no dejó que Fortunato se subiese; aceleró y el joven cayó sobre el asfalto. Llovía y estaba oscuro. Tras haber recorrido unos 150 metros, Silva giró en U y enfiló hacia la puerta del boliche. A pesar de las advertencias de un cuidacoches, pasó por encima de Fortunato. Ella se aferró a su versión: sin los anteojos que le habían recetado y que debía usar para manejar, pensó que había tropezado con “un pozo” y no vio que “el bulto” que había arrastrado era, en realidad, su novio. La condena a tres años y nueve meses de prisión quedó firme, por lo que Silva Macagno podría obtener la libertad condicional a principios del año próximo.

Te puede interesar...

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído