Crean indumentaria con residuos de Vaca Muerta

Las bolsas de arena hoy son el principal insumo de una marca.

Por Sofía Sandoval - sandovals@lmneuquen.com.ar

Cuando abordó un avión a Neuquén, la diseñadora Ornella Basilotta no pensaba involucrarse con Vaca Muerta. Su objetivo era conocer a las tejedoras del norte para obtener las prestigiosas fibras naturales neuquinas, pero la casualidad la llevó a conocer el masivo descarte de las bolsas de arena que se utilizan para el fracking y soñar con un nuevo emprendimiento, que redujera el impacto ambiental de dos industrias contaminantes: el petróleo y la moda.

Te puede interesar...

Tras un paso interrumpido por la Universidad de Palermo, Ornella aprendió el oficio de diseñadora de indumentaria por su ímpetu autodidacta y el contacto directo con modistas y diseñadoras de grandes marcas.

Hace una década fundó junto con sus tres hermanos su propia etiqueta: Basilotta, que provee prendas ya terminadas para las marcas más reconocidas de los shoppings y distribuye sus confecciones a todo el país a través de unos 60 mayoristas.

Diseño-con-descartes-de-Vaca-Muerta-recicladas-página-3.jpg

“Con el tiempo, me di cuenta de lo contaminante que era la industria de la moda, es la segunda que más contamina en el mundo”, sostuvo Basilotta, y agregó que el desarrollo del “fast fashion” lleva a producir una gran cantidad de prendas de bajo costo. Esa rueda motiva a los clientes a renovar cada vez más su vestuario y generar una gran cantidad de residuos que podrían evitarse.

Su conciencia ambiental la llevó a rechazar las fibras sintéticas y ese interés motivó el primer viaje a Neuquén, en busca de otras materias primas, como el mohair. “Por casualidad, tengo contactos en Vaca Muerta que me mostraron el tratamiento de los residuos petroleros. Cuando vi la gran cantidad de bolsas, me di cuenta de que ese era el sentido de mi viaje”, afirmó.

Diseño-con-descartes-de-Vaca-Muerta-recicladas-página-3-2.jpg

Se quemaban

La emprendedora solicitó un pedido de bolsas que iban a ser incineradas porque la industria petrolera no les da ningún uso. “Tuvimos que trabajar en la limpieza a alta presión y el planchado para convertirlas en un textil”, dijo y aclaró que, realizado el proceso, se solicitaron bolsas en cantidad para convertirlas en bolsos de viaje bajo la marca Fracking Backpack (ver aparte).

Para la confección, la empresa apela a las cooperativas textiles que respaldan el trabajo digno de las modistas.

“No hace falta ir a Bangdalesh para ver cómo se trabaja en la industria textil, por eso recurrimos a fábricas recuperadas y ya nos contactamos con la cooperativa de Neuquén”, detalló Basilotta, que busca imprimir su conciencia social y ambiental en todo lo que produce.

Diseño-con-descartes-de-Vaca-Muerta-recicladas-página-3-14jpg.jpg

Producto que no pasa de moda

A partir del reciclaje de las bolsas de arena que se descartan en la explotación de los hidrocarburos no convencionales, la marca Basilotta desarrolló bolsas de viajes, mochilas, portanotebooks y hasta portadocumentos, con diseños inspirados en el gran flujo de pasajeros que se trasladan desde y hacia el yacimiento de Vaca Muerta por cuestiones laborales.

Los productos combinan el material resistente de las bolsas, que están diseñadas para soportar más de una tonelada de arena, con retazos de cuero que también son recuperados.

“No es un producto vegano, pero sí usa cuero que, por lo general, es descartado”, afirmó Ornella Basilotta, diseñadora de esta marca de indumentaria.

Diseño-con-descartes-de-Vaca-Muerta-recicladas-página-3-5.jpg

Según detalló, el objetivo fue crear bienes durables. Por eso, se apeló al uso de materiales resistentes como el plástico de las bolsas y el cuero.

A su vez, se eligió una paleta de colores que no se adaptara a las últimas tendencias. “Usamos negro, blanco y marrón, colores combinables y que nunca pasan de moda”, afirmó Basilotta y aclaró que el objetivo también es evitar que los negocios tengan que liquidar artículos de temporadas pasadas y perder rentabilidad.

Las mochilas y bolsos respetan las estampas de las bolsas de arena, por lo que cada artículo es único y puede tener distintas inscripciones relativas a la industria petrolera. “Son productos sin género y sin edad, lo pueden usar hombres y mujeres de cualquier generación”, detalló.

Emprendedora-vaca-muerta-recuadro-página-3.jpg

LEÉ MÁS

Un tumor en el cerebro puede ser también un punto de partida

Platos patagónicos con sabor y solidaridad

Más de 60 jóvenes se capacitaron para buscar trabajo

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído