El clima en Neuquén

icon
Temp
93% Hum
La Mañana policía

Criticó su detención: "La Policía no me escuchó y adentro me maltrataron"

El hombre detenido contó a LMN que los uniformados en ningún momento lo escucharon y que de la detención salió con lesiones.

Tras el episodio que ocurrió entre un efectivo vestido de civil y un hombre que caminaba por las calles del centro Oeste de la ciudad de Neuquén, el vecino que denuncia haber sido agredido dio su versión de los hechos. Aseguró haber sido "injustamente maltratado" y que hoy en día siente temor de salir solo a la calle porque “ya no se puede confiar en la Policía”.

Mauricio relató a LMNeuquén que acababa de salir de trabajar cuando todo ocurrió. “Yo había terminado un trabajo de pintura en una casa de ese barrio y estaba yendo a la parada del cole que está en calle Roca para volver a mi casa”, aseguró.

Te puede interesar...

Sin embargo, las circunstancias comenzaron a tornarse sumamente sospechosas cuando sintió que un auto oscuro lo estaba persiguiendo. “Yo no camino por la vereda porque me da miedo que me puedan acorralar y robar, así que suelo ir por la zona de la calle”, explicó.

Al notar que el auto estaba detrás de él y creyendo que quería sobrepasarlo, Mauricio se orilló para permitirle el paso, pero para su sorpresa el vehículo no continuó su marcha, sino que se detuvo y de éste bajó un hombre que en ningún momento se identificó como policía. “Me dijo: ‘quedate quieto que te disparo’. Y ahí yo vi que tenía un arma y me alteré porque no sabía de qué se trataba, no sabía si me querían robar, si era un sicario que me quería matar o qué”, indicó.

Allí fue cuando la discusión subió de tono, porque, al no saber con quién estaba tratando, Mauricio se asustó aún más, ya que aunque vio que en el interior del auto iba una mujer y dos niños, también era consciente del arma con la que el hombre lo intimidaba. “Me agredió. En la calle había gente que vio todo. Fue su pareja la que llamó por teléfono a la Policía, no era que andaban por ahí como dijeron”, aseguró.

A causa de la violenta situación, Mauricio empezó a pedir ayuda a gritos y a denunciar que el hombre que lo estaba vulnerando físicamente tenía un arma de fuego dentro del auto. “Yo le decía, ‘tranquilizate no ves que hay chiquitos que se están asustando’”, recordó.

Aunque había testigos, nadie pudo hacer nada porque en cuestión de minutos llegaron dos efectivos casi corriendo y recién ahí, el hombre se identificó como agente policial. “Nunca me preguntaron nada, a medida que iban llegando más policías ellos lo ayudaban. Me aplastaron contra un portón entre todos. Yo pedía a los gritos que revisaran el auto porque ese hombre tenía un arma de fuego, pero todos estaban ocupados maltratándome a mí. Me patearon, me dieron piñas y yo solo quería explicar que había pasado”, rememoró.

Policía amenaza con arma a peatón.mp4

En un momento, Mauricio perdió la cuenta de la cantidad de efectivos que llegaron porque en ningún momento lo escucharon mientras él les quería explicar que caminaba a la parada del colectivo. “Yo pedía que por favor revisaran el auto, pero dejaron que se fuera sin que le hicieran nada”, aseguró.

Acto seguido, lo metieron a un móvil policial y lo llevaron a la Comisaría. “Me agredieron todo el camino y cuando llegamos también. Yo les reclamaba porque nunca me escucharon ni revisaron el auto del otro hombre”, indicó.

Luego de eso, Mauricio aseguró que alrededor de las 2 de la mañana lo llevaron al hospital para que controlaran las lesiones que había sufrido durante la detención. “Nada de lo que dijeron es verdad, yo no estaba intentando abrir ningún auto. Yo no soy así, soy una persona de trabajo. Todos mis clientes me conocen. Voy a una iglesia trabajo para ayudar a la gente. No soy un ladrón como dieron a entender”, explicó a LMN.

Durante la tarde del sábado, el hombre volvió al lugar donde todo ocurrió y algunos vecinos lo reconocieron y pudo recuperar objetos personales que se habían caído durante el forcejeo. “La gente me preguntó cómo estaba y me ofrecieron los videos de lo que me paso para que pueda hacer la denuncia”, adelantó.

Por último, señaló que tras la experiencia vivida quedó sumamente traumatizado. “No quiero salir solo a la calle, veo un patrullero y me da miedo, mintieron sobre mí. Me generaron un daño psicológico tremendo y nadie se hace cargo. Esto que me paso a mi le podría haber pasado a cualquiera. Son cosas que no se pueden repetir”, concluyó Mauricio.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario