Croacia venció a Turquía con un gran partido de Modric

El jugador del Real Madrid convirtió el único gol del partido.

El seleccionado de Croacia venció hoy a Turquía por 1-0 con un gol de volea desde fuera del área de Luka Modric y arrancó con una victoria en París su participación en la Eurocopa de fútbol de Francia.

El mediocampista del Real Madrid marcó a los 41 minutos a través de un remate formidable desde fuera del área tras un rebote para alegría de los hinchas croatas, que protagonizaron un duelo tenso pero sin violencia con la afición turca en un estadio con 47.000 espectadores.

Aunque es apenas el primer partido del Grupo D, Croacia se toma revancha de la eliminación en cuartos de final de la Eurocopa 2008, en la que cinco croatas hoy presentes cayeron por penales frente a Turquía, en Viena.

El único tanto del partido en el Parque de los Príncipes llegó por la vía más buscada, la aérea. Si bien hubo jugadas de riesgo y tiros a los palos, fue el gran temor a perder el que gobernó el juego.

Sólo la creatividad individual de Croacia, que ahora cuenta con una de las generaciones más talentosas de su historia, encabezada por Modric e Ivan Rakitic, pudo hacer la diferencia ante una Turquía en la que Arda Turan pasó desapercibido.

Antes del 1-0, Croacia sólo intentó una fórmula: apertura del juego por la derecha al capitán Darijo Srna y un centro cruzado a esperar que la altura de sus jugadores se impusiera en el aire.

Así, Srna envió toda la tarde para Mandzukic (1,87 metros) o Baelj (1,86m), pero ninguno lograba conectar. En 20 minutos, Croacia no había registrado tiro a puerta alguno.

Por arriba también había tenido su oportunidad inicial Turquía, a los 28 minutos, tras una buena jugada de Turan y un centro de Gonul que Tufan no pudo definir ante una buena atajada de Subasic.

Pero la persistencia por la vía aérea iba a dar frutos a Croacia antes del descanso.

Tras un córner desde la derecha, Inan despejó un balón corto y lo dejó flotando fuera del área. Allí estaba Luka Modric para rematar de primeras el balón desde la medialuna del área y dejar en el piso a Babacan para poner el 1-0.

En un alocado festejo, el volante de Real Madrid quedó debajo de la montaña humana de nueve de los 11 croatas en el banderín izquierdo hasta que el árbitro sueco Jonas Eriksson les pidió que volvieran al medio.

El festejo fue acompañado por la silbatina de los hinchas turcos, justo frente al número "10" croata, pero desde el otro arco se encendía un estruendo entre los ruidosos croatas.

El duelo de hinchadas atravesó todo el partido. Lejos de molestar, la persistente llovizna de la tarde en París motorizó a ambas aficiones, consideradas de las más pasionales del continente.

Entre dos naciones con una fuerte impronta nacionalista, el ambiente fue similar al que se vive en el Türk Telekom Arena del Galatasaray o el Stadion Maksimir del Dinamo de Zagreb.

Durante los 90 minutos, los turcos -mayoría- alentaron con más fuerza, pero el gol de Modric los apaciguó en el complemento.

En la segunda parte, Croacia se acomodó con el marcador a favor y comenzó a marcar diferencias con sus volantes creativos, pese a ceder la posesión (51% a 49% en favor de Turquía).

El Real Madrid (Modric) y el Barcelona (Rakitic) se unieron en la línea de creación para hacer correr el tiempo.

Así, Rakitic consiguió una infracción de Tufan en el borde de la medialuna y un disparo de Srna dio en el travesaño.

Otra vez encontró el larguero Croacia con un cabezazo de Persicic, esta vez asistido por el alto Mandzukic.

El entrenador turco Fatih Terim -más ovacionado que el propio Turan por los turcos- agotó los tres cambios en 24 minutos del complemento, pero ni el ingreso del joven Emre Mor pudo despertar a Turquía de su pálida actuación.

Con la técnica de Modric y la experiencia de una generación prometedora, Croacia se llevó una victoria importante en un grupo que también tiene a España y República Checa, que se miden mañana en Toulouse.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído