El clima en Neuquén

icon
21° Temp
59% Hum
LMNeuquen Diego

Cuando Diego, en su mejor momento, llenó de regalos a chicos de la región

Un grupo de jugadores se dieron el gusto de compartir con el ídolo una visita inolvidable. El Diez los recibió en Nápoles y les regaló una camiseta a cada uno.

Mario Cesarín, creador del Mundialito de Fútbol Infantil, que desde 1988 se realiza en la región, recordó el día en que Diego Armando Maradona recibió a los chicos del club Deportivo Roca en el mismísimo estadio San Paolo, una experiencia que hoy con el ídolo desaparecido recobra vida en el corazón y en la memoria de quienes participaron de ese encuentro inolvidable.

“Fue un lujo que nos recibiera. Tuvimos hermosas vivencias. Me acuerdo que los chicos recibieron una camiseta del equipo italiano, una pelota y la oportunidad de estar cerca del ídolo”, contó este roquense, licenciado en ciencias de la actividad física y el deporte y con un amplio recorrido como entrenador y director deportivo en diferentes clubes como River, Newell’s, Necaxa de México, entre otros.

Te puede interesar...

“Diego Maradona nos abrió fronteras, nos maravilló con un fútbol que nos identificó a todos y nos hizo fácil el trabajo a los formadores”, señaló.

“El momento cumbre –recordó- fue cuando le pude dar una distinción por lo que él significaba como representante del fútbol argentino a nivel mundial. Fue una experiencia inigualable. Los chicos lo miraban con una carita, como no pudiendo creer lo que estaban viviendo. Ese día habíamos viajado con varios dirigentes italianos del Scaffa –el club que financió el viaje en colectivo- fueron hasta Nápoli con la ilusión de conocerlo pero al llegar solo pudimos entrar la delegación argentina y el presidente del CONI (Comité Olímpico Nacional Italiano), Antonio Di Gulio porque Diego solo quería que entraran todos los chicos y los argentinos. Comió con ellos, los abrazó a cada uno y les contó anécdotas de cuando jugaba en Argentinos Juniors. Los chicos estaban deslumbrados, para ellos fue como tocar el cielo con las manos”.

- ¿Cómo se gestó la idea?

En el año ’86 falleció mi papá y llevé a mamá a Italia y entonces aproveché para realizar el curso de técnico de fútbol juvenil de la Federación Italiana de Fútbol en Lignano Sabbiadoro. En ese momento recibí la invitación para jugar la primera Copa Mundial de Jóvenes Jugadores que se iba a jugar en 1987 en Pescara. Por eso surgió esta posibilidad
En ese momento era tan grande la pasión que tenían los italianos por Maradona que en cada uno de nuestro chicos salían en los diarios y los relacionaban con él por la técnica y la habilidad que mostraban. En ese torneo nos recibía Scaffa organizador del torneo, un pueblo de 3 mil habitantes le ganamos 6 a 1 y en ese equipo estaba el defensor Massimo Oddo luego campeón del mundo con la selección de Italia en Alemania 2006.

image.png

"Es en el marco de esta visita que luego pudimos ir a Nápoles. Fue en julio de 1987. Allí trabajaba Daniel Martín que se fue con Maradona para estar con las escuela de fútbol que iba a abrir Diego allí. El año pasado vino a visitarnos Daniel Martín y le hicimos el agasajo y en enero estuvo Antonio D’Atilio que fue el presidente de Scaffa que luego vino con el club al primer mundialito que organizamos en 1988 en Roca. Entonces Horacio Martínez era el presidente del club", detalló Cesarín.

Los chicos que compartieron aquel inolvidable viaje son hoy hombres, algunos comprometidos en la función pública “como el vicegobernador, Alejandro Palmieri”, repasó. También estuvieron Pablo Pomar capitán del equipo hoy médico con destacada labor en apoyo a los que menos tienen con grupo a cargo de generar recursos y apoyo alimentario; Mauro Quesada, Pablo Ramírez, José Rodríguez, Nelson Silva, Juan Jalil, Luis Yáñez, Martín Barrientos, Martín Damborearena, Daniel Martínez, Carlos Gutiérrez, Carlos Gauna, Julián Pawly, Luis Rojo y Juan José Maureira, el dos del equipo hoy es el presidente del comité del Mundialito”.

image.png

Como todo el país también Mario Cesarín sintió el impacto de la muerte del Diez. “Me destruyó como a cualquiera que como en mi caso lo vimos jugar, crecimos y nos identificamos con él porque, además, nos hizo la vida futbolística más simple a todos. En especial a nosotros los formadores ya que los clubes empezaron a hacer proyectos para las divisiones inferiores a invertir en técnicos e incentivar la capacitación. Y además, gracias a él, los jugadores argentinos fueron vistos en forma distinta y Europa se llenó de futbolistas argentinos”, valoró en medio del dolor.

“Un jugador que abrió las fronteras y no solo en lo futbolístico. Cuando viajé para difundir el Mundialito por toda Europa -no solo en Italia y en el sur especialmente en dónde era Un Dios- con solo decir que éramos argentinos no abrían las puertas”, destacó.

Mario Cesarín tuvo además el privilegio de disfrutar al genio mucho antes de que su nombre trascendiera las fronteras cuando recién comenzaba a deslumbrar en las inferiores.

“La primera vez que lo vi fue en la época de los torneos Evita. Él jugaba en Cebollitas y yo daba mis primeros pasos como entrenador de Sportivo Yapeyú y en unos de los cruces en cuartos nos tocó jugar con el equipo de Diego en Embalse Río Tercero, Córdoba. Nos ganaron 5 a 1 y él hizo dos goles. En esos momentos ya se destacaba por sus condiciones y algo que todo el mundo comentaba y ya lo distinguía: el malabarismo y los jueguitos que hacía con la pelota. La otra vez que tuve oportunidad de verlo fue cuando vino a jugar al Luis Maiolino (fue un amistoso con Argentinos Juniors en septiembre del ’80). Tengo una pelota firmada por él incluso”, rememoró.

“Yo creo que aquella visita a Italia a jugar un torneo en el que sentimos el intercambio a flor de piel, donde llegamos a semifinales superando nuestras expectativas deportivas, humanas y además pudimos estar con Maradona, nos marcó la vida a todos y fundamentalmente a estos chicos”, resumió.

Hoy charla imperdible

En el marco del primer curso de fútbol de las Bases al Alto Rendimiento, organizado en forma virtual por el club Río Grande que preside Cristian Cervera, este domingo desde las 20 estará disertando Mario Cesarín, acompañado por el profesor Fernando Signorini con extenso recorrido en la Selección Argentina bajo las órdenes de César Luis Menotti y Carlos Bilardo. El Profe también estuvo muy cerca en los mejores momentos de Diego Maradona y también trabajo con Lionel Messi.

Cesarín, disertará Diseño y gestión y diseño de proyectos. Método fútbol Mundialito. En tanto el tema de Signorini será: El futuro es el pasado, origen de la intoxicación conceptual.

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

20% Me interesa
60% Me gusta
20% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario