Cuando los grandes ídolos fueron al banco como Tevez

Riquelme, Gallardo, Romagnoli, Guillermo y Montenegro, entre otros.

Fabricio Abatte

abattef@lmneuquen.com.ar

Neuquén.- Boca no paraba de meterle goles al pobre Alvarado en los primeros minutos del partido por Copa Argentina y, sin embargo, las cámaras y los flashes apuntaban a cada rato a Carlos Tevez. Que el ídolo haya sido suplente fue todo un acontecimiento, por lo inusual, que incluso dejó en un segundo plano el encuentro ante los marplatenses, que culminó con amplia victoria 6 a 0 del Xeneize.

La idea es repasar, al estilo LM Neuquén, algunos casos resonantes de figuras que comieron banco en equipos donde eran adorados por los hinchas, aún en diferentes circunstancias o contexto. Situaciones puntuales, momentos tristes e imborrables.

1) Juan Román Riquelme

Para muchos el mayor ídolo en la historia xeneize, anduvo a los chispazos con Julio César Falcioni, quien dirigió a Boca entre 2011 y 2012 (ganó un título local, una Copa Argentina y fue finalista de la Libertadores).

El DT pensó inicialmente en un equipo sin Román y decidió excluir al enganche en el famoso partido con All Boys y jugar 4-4-2, lo que generó el enojo del referente y de los hinchas. Riquelme se ganó su lugar pero pegó el portazo y se fue de Boca tras la final copera.

2) Marcelo Gallardo

El Muñeco, ícono millonario, tuvo la peor despedida en mayo de 2010 como jugador de River. Es que justo en el día de su retiro oficial no jugó un solo minuto. Ángel Cappa, el entrenador de aquel entonces, declararía luego que fue “para no exponerlo” en un cotejo muy desfavorable, que Tigre ganó 5 a 1 en el Monumental. Insólito.

3) Leandro Romagnoli

El Pipi, héroe de San Lorenzo, estuvo más en el banco que dentro del campo en los últimos años de su carrera. Incluso cuando los titulares no rendían, ni Pablo Guede, ni Diego Aguirre ni Claudio Biaggio le dieron minutos pese al clamor popular.

4) Daniel Montenegro

También el emblema de Huracán, el recientemente retirado Rolfi Montenegro fue un abonado al banco de suplentes en sus últimos tiempos, si bien jugó bastante más que el Pipi.

5) Guillermo Barros Schelotto

Era ídolo y estaba vigente cuando perdió su lugar con Rodrigo Palacio en el Boca multicampeón del Coco Basile.

Hay muchos otros casos, como Javier Saviola en su regreso al Millo. Carlitos Tevez no es el primero ni será el último ídolo sin banca.

0 minutos del Muñeco en su último partido

Ángel Cappa, el entrenador, insólitamente dejó a Gallardo en el banco ante Tigre a pesar de que todo el estadio lo pedía a gritos.

En la región, Lalo Porra es el caso más emblemático

Trazando un paralelo con la situación actual de Tevez, en la región también existen casos de ídolos o jugadores muy queridos que suelen ir al banco de suplentes.

El más significativo es el de Lalo Porra, el emblema de Independiente de Neuquén que en las últimas temporadas fue más el tiempo que estuvo sentado detrás de la línea de cal que dentro de la cancha.

Sin embargo, el Lalo siguió aportando su granito de arena como un líder positivo y espera que la rodilla, que lo tiene a maltraer, lo acompañe para seguir en el plantel actual que disputará el Federal A. La diferencia, salvando distancias, es que el Apache tiene para un par de años más de carrera y el gran Lalo, si continúa, sería el último.

En otro de los equipos importantes de la zona, Cipolletti, un futbolista que se ganó el cariño popular pero al que le costó jugar de entrada en el último tiempo es Germán Weiner. El experimentado atacante, vale aclararlo, sufrió una serie de lesiones, también en la rodilla, que le hicieron perder terreno e incluso llegó a estar en duda su continuidad en plena renovación de plantel en el Albinegro. Sin embargo, sobrevivió al recambio y sigue en el Capataz, aunque nada le garantiza que vaya a ser siempre titular con el nuevo entrenador, Víctor Zwenger.

Acuerdo Boca-Ciclón por Pérez: falta el OK del 5

Uno que se va de Boca entre tantas contrataciones. San Lorenzo acordó ayer la compra del 30 por ciento del pase del mediocampista Sebastián Pérez y, en caso de arreglar el contrato, lo único que resta, el colombiano se convertirá en nuevo refuerzo.

Según se supo, el equipo de Boedo pagará un millón de dólares por el 30 por ciento del pase del jugador, relegado en la consideración de Guillermo Barros Schelotto.

Como Pérez tiene un elevado contrato en Boca, San Lorenzo deberá hacer un esfuerzo económico para fichar al colombiano, que será el reemplazante de Robert Piris da Motta, vendido al Flamengo en una operación que le dejó a la institución cerca de 3.300.000 dólares libres de impuestos.

La otra opción que manejaba Claudio “Pampa” Biaggio era la de Gerónimo Poblete, pero el Metz de Francia, dueño de su pase, sólo aceptaba desprenderse de él mediante una venta cercana a los 4 millones de euros.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído