El clima en Neuquén

icon
10° Temp
42% Hum
La Mañana Cutral Co

De Cutral Co a malambear en todos los escenarios del país

Máximo Ramírez ganó el primer certamen virtual de malambo de Argentina. Con 28 años dice que los paisajes del norte neuquino son su mayor pasión a la hora de zarandear los pies.

El malambo ha sobrevivido hasta nuestros tiempos y no tiene intención de desaparecer. Prueba de ello son la innumerable cantidad de jóvenes -hombres y mujeres- que aún practican la disciplina. Máximo Ramírez tiene 28 años y no es la excepción: desde los siete años que baila folklore y desde los 23 que se adentró en el mundo del malambo específicamente, y por ahora, no piensa salir.

“Cuando era muy pequeño recuerdo estar en las fiestas familiares donde todos bailaban y mi bisabuela cantaba; yo me crié entre ese rechinar del zapateo y la armonía de las guitarras zapando”, cuenta Máximo. Su bisa, una cantora campesina del norte neuquino, es su mayor inspiración al día de hoy.

Te puede interesar...

“En realidad toda la gente trabajadora del Andacollo y Chos Malal lo es; cuando tengo que realizar una interpretación lo hago pensado en el sacrificio de esas personas que trabajaban la tierra, en la sencillez de su forma de vida, y en cómo zapateaban cuando bailaban”, relata el joven. “Cuando malambeo recorro con mi imaginación todos esos paisajes de mi infancia”, sintetiza.

malambo cutral co 2.jpg
El joven es profesor de Educación Física y actualmente estudia danza contemporánea.

El joven es profesor de Educación Física y actualmente estudia danza contemporánea.

El malambo, esta danza ruda y sobria que tiene sus primeras geolocalizaciones en la Región Pampeana del 1600, pone su énfasis en los pies, donde ellos son el centro de las miradas y el lugar donde el artista pone toda su creatividad. Los danzarines se mantienen derechos, con la cabeza alta y los brazos caídos a los costados del cuerpo.

“En lo que respecta al torso y a los brazos en general acompañan y representan el equilibrio del resto del cuerpo; pero eso depende de cada intérprete y de lo que quiera trasmitir con su baile”, explica Maxi.

El malambo exige mucha resistencia, las performances suelen duran cinco minutos y la explosión del zapateo puede llegar a dos minutos de corrido. “Yo soy profesor de Educación Física y me mantengo en ritmo, más los ensayos de cinco horas diarias, más la práctica de danzas contemporáneas, estoy entrenando bastante”, cuenta el joven que agrega que “es importante apoyarse en el cuerpo” para sostener la disciplina artística.

“Cuando malambeo recorro con mi imaginación todos esos paisajes de mi infancia".

El primero de todos

El joven, quien también es integrante del Ballet Municipal de Cutral Co, participó del certamen virtual “El Gaucho Argentino” que se realizó por primera vez en el país con representantes de siete provincias el octubre pasado. Maxi fue premiado como el malambista del año. “Para mí fue una experiencia hermosa, emocionante y enriquecedora; tuve la oportunidad de compartir con personas de todos los lugares de la Argentina, algo que no es tan frecuente”, comentó.

“Gracias a su acompañamiento y el de mis seres queridos estoy cumpliendo mis sueños”.

En este camino de repiques y mudanzas, Maxi no baila solo. Lo acompañan Rubén y Joaquín, dos representantes malamberos de la provincia de Neuquén, que por su trayectoria y sabiduría, le enseñan todo cuanto es importante. “Gracias a su acompañamiento y el de mis seres queridos estoy cumpliendo mis sueños”, dice Maxi, que no deja de ilusionarse con algún día llegar a ser campeón nacional.

malambero 3.jpg
Máximo Ramírez comenzó con esta pasión hace cinco años.

Máximo Ramírez comenzó con esta pasión hace cinco años.

Distinción

Recientemente, el joven fue invitado por la Municipalidad de Cutral Co para recibir un presente. En el Centro Cultural de la ciudad el intendente Rioseco y la secretaría de Cultura le entregaron un plato honorifico y un cuadro del Monolito Fundacional como reconocimiento por este último logro y por toda su trayectoria como miembro del ballet municipal.

“Máximo un ejemplo para los bailarines y hacedores culturales más chicos de la ciudad, quienes mirarán en él un horizonte a alcanzar motivándolos a prepararse y participar de este tipo de eventos”, expresaron las autoridades.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario