El clima en Neuquén

icon
Temp
71% Hum
La Mañana lifune

De Lifune a España, el sueño imposible se hizo realidad

Sin escalas. La pandemia le jugó una mala pasada y vivió una odisea en la región, a la que el pibe Velázquez promete volver. ¡Qué lindo salto pegó!

De Lifune a Europa, sin escalas. El sueño imposible, se hizo realidad. Fue el refuerzo estrella de San Patricio del Chañar para el 2020. Su pasado en las inferiores de San Lorenzo, donde compartió equipo con Matías Palacios, joyita de las juveniles argentinas, le daban la chapa suficiente para generar expectativas con su arribo a la zona para afrontar el torneo local con la casaca de San Patricio del Chañar.

Para colmo, brilló en los amistosos previos ante los equipos más poderosos de la zona, en especial anotando un golazo ante Independiente de Nequén y levantando una Copa frente al mismísimo Cipolletti.

Te puede interesar...

Hasta que el coronavirus truncó sus planes y los de sus colegas. Ni siquiera alcanzó a debutar en forma oficial el picante delantero pero dejó una gran imagen en los amistosos y a nivel humano.

"Solo alcancé a jugar los amistosos y la Copa San Patricio que le ganamos la final a Cipolletti", lamentó en su momento el joven de 22 años desde el encierro de un departamento en la ciudad neuquina, donde cumplió la cuarentena en una situación que "jamás hubiera imaginado".

image.png

"La verdad que nunca me tocó vivir algo así y las ganas de volver a las canchas son muchas", agregó quien durante aquellos días largos, privado de realizar lo que ama, se entretuvo con la tecnología y trató de mantenerse en contacto con su familia norteña.

Pero finalmente tuvo su premio. Agustín Velázquez, de él se trata, está feliz por estas hora, tras incorporarse al Alovera, del ascenso español.

"Se tenía que dar. Con pandemia, con restricciones, con el dólar a 200... Tanto sacrificio tuvo recompensa. Estoy en la zona de Guadalajara, a 40 km de Madrid. Con este club venía hablando desde antes de la pandemia. Vine con una carta de invitación del Leganés, pero por una temporada voy a estar en Alovera", cuenta Agus desde Europa. Se le nota la felicidad.

image.png

"Salí el 25 y fue muy lindo cuando llegué. Es un sueño cumplido", asegura el atacante que sonó en Cipo en el último mercado de pases.

"Si bien no se dio jugar oficialmente en Neuquén, estuve en los amistosos, me lesioné, fui al banco y cuando estaba para romperla apareció la pandemia. Allí estuve buena parte del tiempo solo en el Chañar. Me gustaría volver al club porque me dieron la posibilidad mientras se hacía lo de España. Se portaron de mil maravillas conmigo. Tengo 24 años, creo que es la edad justa para dar el salto. Muy contento, salió todo muy bien", agrega agradecido.

image.png

Los sueños están para cumplirse. ¿No, Agustín? Del Chañar para el mundo.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario