El clima en Neuquén

icon
Temp
71% Hum
La Mañana Tribunales

De película: se fugó del calabozo de Tribunales el día que iba a ser juzgado

El prófugo se sacó las esposas y pasó a través de los barrotes de la celda. Hay tres agentes del Servicio Penitenciario Bonaerense demorados. Ocurrió en Avellaneda.

En las últimas horas, se conoció un video que muestra un increíble escape de un calabozo, y aunque parezca una escena de una buena película policial, se trata de la mismísima realidad, y se dio este martes en los tribunales de la localidad bonaerense de Avellaneda. Allí, u n preso que esperaba para ser juzgado por homicidio calificado en un calabozo, se sacó las esposas, pasó por entre los barrotes de la reja de la puerta de la celda, los cuales dobló, y se escapó ante la atenta mirada de las cámaras de seguridad del lugar.

Fuentes policiales informaron que por la escandalosa fuga, que ocurrió poco antes de las 14. De esta manera, hay tres agentes del Servicio Penitenciario Bonaerense demorados, mientras que el prófugo es intensamente buscado.

Te puede interesar...

“Nadie lo vio y el que estaba monitoreando las cámaras de seguridad se ve que estaba colgando un cuadro porque, encima, dejó la campera y las esposas en el baño y se fue del lugar”, comentó indignado un investigador a Infobae.

El prófugo fue identificado como Joel Maximiliano Gómez, de 20 años, oriundo de Lanús. La causa por la que se investiga la escandalosa fuga la tiene la UFI N°1 de Avelllaneda, a cargo del fiscal Oscar Maidana.

Embed

Gómez estaba detenido en la Unidad N°40 de Lomas de Zamora y en la mañana del martes fue llevado por agentes del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB) a los tribunales ubicados en el edificio “Beatriz Mendoza”, del cruce de Carlos Pellegrini y Mariano Ferreyra, en Piñeyro. Llegó en el camión junto al resto de los internos que debían ir a algunas de las dependencias del palacio judicial. Lo bajaron y lo pusieron en uno de los calabozos.

En la celda, esperaba para ser sometido a la última audiencia de un juicio, al que llegaba acusado por el delito de homicidio calificado. El Tribunal Oral Criminal N°1 de Avellaneda-Lanús, a cargo de los jueces Marcela Gladys Bonafine, Martín Javier Pizzolo e Ignacio Etchepare, era donde se hacía el debate.

“Justamente, este martes eran los alegatos y Gómez podría haber recibido condena. Pero se escapó momentos antes de que comenzara esa audiencia y, de un momento a otro, la reja apareció con los barrotes forzados”, explicaron las fuentes consultadas que aún, tras varias horas de ocurrida la fuga, se mostraron sorprendidos por lo sucedido.

Joel Gómez. Fuga. Calaboso. Avellaneda.

Las cámaras de seguridad que monitorean los calabozos de los tribunales de Avellaneda-Lanús fueron los testigos más fieles de la fuga. En las imágenes se ve que eran las 13:35 de este martes, cuando Gómez comenzó la maniobra.

Primero se asomó y miró si había guardias. Luego, se adentró en la celda y enseguida puso su cabeza entre los barrotes. Hizo fuerza y pasó parte del cuerpo. Volvió a ejercer fuerza contra los barrotes y sacó todo el cuerpo. Eran las 13.36. Un minuto le llevó salir. Para ese entonces, también se había despojado de las esposas.

Luego, fue hasta el baño, dejó el buzo rojo y las esposas y salió caminando del edificio. Por ello, el conductor del camión del Servicio Penitenciario Bonaerense que lo levantó en la Unidad N°40 de Lomas de Zamora y lo llevó hasta los tribunales de Avellaneda-Lanús está demorado junto a otros dos compañeros del SPB, destacaron fuentes oficiales. “Les sacaron los celulares”, añadieron otros investigadores consultados.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario