De villano a héroe

Rojo de alegría. De la mano del regresado Mauricio Villa, Independiente venció en el clásico a Roca y se puso a uno de los líderes. En casa ganó tres de tres y se hace fuerte.

Mauricio Reina
reinam@lmneuquen.com.ar

Neuquén.- Independiente de Neuquén ganó su tercer partido en condición de local en igual cantidad de presentaciones. Venció a Deportivo Roca en el clásico por 1 a 0, rompió la racha de dos derrotas consecutivas y se prendió en el lote de arriba en la zona patagónica luego de siete fechas disputadas.
En un partido muy parejo, donde el local fue un poco más que la visita, Mauricio Villa -en su debut como titular en este torneo- marcó el único gol del encuentro y le dio la valiosa victoria a su equipo.
En un primer tiempo discreto por parte de ambos equipos, el visitante generó las más peligrosas, aunque el Rojo también tuvo las suyas. De entrada, el Chengue Morán encontró un espacio dentro del área, remató de derecha y Villalba -que luego sería determinante para sostener la victoria- contuvo de buena manera.

En respuesta, Fondacaro se metió al área tras un buen pase de Porra y, enganche de por medio, remató a quemarropa para motivar la buena respuesta de Facundo Crespo.
Llegando a los 20 minutos, Bordaberry metió un preciso centro para la llegada de Cabral, que cabeceó solo, apenas desviado.

Llegando a la media hora, Solís debió irse por una lesión en la zona lumbar y fue reemplazado por Joan Artaza.

Antes del final de la etapa, Roca volvió a llegar con Morán que se la bajó a Guevara para el remate y este la mandó por al lado del palo. Para el Rojo la tuvo Sarraute luego de otro pase entre líneas de Porra, aunque el 7 tampoco estuvo fino en la definición.

Ya en el complemento, los dirigidos por Gustavo Coronel salieron más precisos con la pelota, tuvieron mayor control y a partir de ahí generaron las más peligrosas.

4 goles le convirtió Mauri Villa a Roca. Dos por el Argentino B y dos por el nuevo Federal A

En un partido muy parejo, donde el local fue un poco más que la visita, Villa fue el héroe de la tarde.

Monachelli, otro que volvió a la titularidad de buena manera, lanzó el centro para la entrada de Sarraute, que otra vez no pudo de frente al arco.

A los 15, Berra quedó mano a mano con Crespo, pero no tuvo oficio de 9 también la dilapidó. El Rojo era un poco más hasta ese momento y llegando a los 22 minutos rubricaría la superioridad. Manolo puso un pase preciso para la corrida de Villa, que no se puso nervioso ante el achique de Crespo y definió por arriba del "1" para que estallara todo el nutrido público que llegó a La Chacra en la tarde de ayer.

3 partidos jugó y ganó el Rojo como local.En casa se hace fuerte. Ganó todo lo que jugó, convirtió seis goles y sólo le hicieron 2. Afuera, en cambio, no hizo goles y le metieron 7.

En lo que quedó de partido, Independiente pudo ampliar la diferencia, pero también pudo irse con un empate de no ser por las intervenciones de Villalba.

Villa quedó mano a mano una vez más tras el gol pero en esa oportunidad ganó el "1" roquense. A partir de ahí el local se dedicó a aguantar.

Primero, el ingresado Cire remató de afuera y el arquero local alcanzó a desviar. De ese córner Cabral cabeceó apenas por arriba del travesaño.

Finalmente, poco antes del pitazo final el propio Cabral quedó cara a cara con Villalba que le ganó en la primera y en el rebote, volvió a achicar y a quedarse con lo que fue la más clara del visitante en toda la etapa.

Así, Arco pitó el final y todo fue festejo en el este neuquino. El Rojo llegó a 9 puntos en la tabla y quedó a sólo uno de los líderes Madryn y Roca. El Depo, de todas maneras, sigue arriba y en la próxima recibe a Cipo. Los de Neuquén, en tanto, deberán visitar a Villa Mitre.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído