Demandaron a la familia de Fontán por $10 millones

Lo declaró la madre del acusado de matar a puñaladas a Matías Lozano.

“Mi hijo no tiene la culpa, estaba en tratamiento y pidió ayuda. Esto es una carta documento que me mandó la mamá de Matías pidiéndome 10 millones de pesos porque mi hijo mató al suyo”, expresó la madre de Marcos Fontán Guzmán en su declaración durante el juicio por el crimen de Matías Lozano. “La vida de Marcos no tiene precio. Siento con todo el desgarro del alma tener que estar acá, hubiera preferido que Marcos se mate para evitar el dolor a otra familia, pero mi hijo no vale 10 millones de pesos”, confió la mujer entre lágrimas. El martes, el psiquiatra que firmó el alta de Salud Mental también dijo que lo demandaron.

El testimonio de la mamá de Fontán Guzmán fue el último que se escuchó en lo que fue el juicio contra su hijo, acusado por homicidio simple, robo simple y estrago doloso. La víctima del crimen fue Matías Lozano, un ingeniero de 34 años oriundo de la localidad mendocina de San Rafael, quien se había reunido esa noche con Fontán Guzmán.

Te puede interesar...

La teoría de la fiscalía es que tras haber ingerido bebidas alcohólicas y mantener relaciones sexuales, “en un momento dado Marcos Fontán Guzmán lo asesinó de 17 puñaladas”. Luego, guardó varias pertenencias en dos valijas e incendió el departamento.

“No sé por qué él no pudo disfrutar de su adolescencia. Empezamos a dar vueltas por todos los psiquiatras especializados en adolescencia porque algo le pasaba a mi hijo y yo no lo podía ayudar”, explicó la madre, y nombró los distintos lugares a los que fueron para que recibiera ayuda psiquiátrica. Según declararon varios profesionales el martes, el acusado sufre un trastorno limítrofe de la personalidad.

El psiquiatra que firmó el alta de Fontán también contó en el juicio que la familia de la víctima lo había demandado por la misma cantidad de dinero.

“En el secundario algo pasó y en cuarto año empeoró. Empezó a hacerse más agudo el tema de las lesiones contra él mismo, la idea de muerte”, recordó su madre, y agregó: “A principios de noviembre -de 2018- Marcos ya empeoró, lo acompañé a un control y le conté a la médica que se había tomado un blíster entero de clonazepam el día anterior”.

De acuerdo con los testimonios brindados a lo largo de las audiencias, Marcos Fontán Guzmán fue internado el 11 de noviembre y recibió el alta el 27, un día antes del crimen de Matías.

La madre del acusado contó que durante la internación, su hijo sufrió un ataque sexual por parte de otro paciente. “No podía creer que estando en un lugar donde lo tienen que cuidar lo atacan de esta manera”, confió la mujer, y concluyó que, para ella, en Salud Mental “se lo sacaron de encima”.

--> Hoy se conocerá el veredicto

Luego de cinco jornadas de juicio en las que se escuchó a más de 20 testigos, hoy se conocerá el veredicto del jurado popular. La fiscalía, la querella y la defensa presentarán sus alegatos de cierre, que concluyen la teoría del caso que presentaron durante el proceso, y darán sus argumentos en torno de la responsabilidad de Marcos Fontán Guzmán en el crimen de Matías Lozano.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído