Demi Moore y una autobiografía polémica: habló de sus adicciones y Ashton Kutcher

La actriz hizo referencia a todo. El libro saldrá a la venta en los Estados Unidos el próximo 24 de septiembre.

Comenzó la cuenta regresiva para el lanzamiento de Inside Out (“todo lo de dentro, fuera” o “al revés”), la autobiografía de Demi Moore en la que cuenta detalles de su dura infancia, sus divorcios, su soledad, sus adicciones y del hijo que perdió al inicio de su relación con Ashton Kutcher por culpa del alcohol.

En un avance del libro que saldrá a la luz el 24 de septiembre, la reconocida actriz de 56 años confesó: “Durante años estuve en espiral, en un camino de verdadera autodestrucción. No importa los éxitos que haya tenido, simplemente nunca me he sentido suficientemente buena, suficientemente bien”.

Te puede interesar...

Nacida en Nuevo México el 11 de noviembre de 1962, Demi se crió entre las peleas de una pareja tóxica marcada por el alcoholismo, varios intentos de suicidio por parte de su madre y una verdad que descubrió siendo grande: su padre en verdad no era su progenitor.

En entrevistas que concedió a diferentes medios estadounidenses, Moore contó que tuvo la necesidad de escribir sus memorias, sobre todo después de su rehabilitación del alcohol y los analgésicos.

Sin dudas, sus comentarios respecto de su vínculo con Ashton Kutcher, con quien se casó en 2005 y se divorció en noviembre de 2011, fueron lo que más llamó la atención. “Fue un reinicio, como si pudiera volver al pasado y experimentar lo que era ser joven otra vez con él. Al menos mucho más de lo que jamás fui capaz de experimentar cuando todavía era una veinteañera”, reconoció, antes de señalar que quedó embarazada al poco tiempo de empezar a salir juntos. El bebé que iban a tener era una niña, como las tres que ella ya tenía junto a su ex Bruce Willis (Rumer, Scout y Tallullah), y se iba a llamar Chaplin Ray. Sin embargo, la protagonista de Ghost sufrió un aborto en el sexto mes de gestación. Moore, que había tenido problemas con el alcohol años atrás, empezó a beber de nuevo y se culpó a sí misma por la pérdida.

Tras casarse con Ashton trató de quedar embarazada de nuevo mediante distintos tratamientos de fertilidad, pero no lo consiguió, entre otros motivos por su alcoholismo y el abuso de los analgésicos.

Su peor momento

En 2012, tras separarse de Kutcher, el mundo se le vino abajo. “No tenía una carrera, no tenía una relación”, dijo tras mencionar que empezó a fumar un cannabis sintético y que tuvo problemas digestivos y autoinmunes, que prefirió mantener en secreto.

Tras rehabilitarse, retomó el vínculo con sus hijas y decidió escribir porque “ya no hay nada que tenga que esconder”.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído