Denunció que la estafaron en $400 mil en materiales de construcción

Una vecina de barrio El Progreso denunció que un albañil le hacía comprar materiales para construir un paredón pero se los llevaba a un terreno propio en Confluencia.

Tomasa de Lavalle Pinto, vecina del barrio El Progreso denunció que fue estafada por un obrero y que perdió “casi 400.000 pesos”. La mujer radicó las denuncias en la Comisaría 3ª y en la fiscalía.

La denunciante relató los detalles del engaño que sufrió en diálogo con LU5. “En junio íbamos –con su esposo- al Changomás a comprar las cosas que necesitábamos y había trabajadores que estaban cavando los pozos. Uno de ellos empezó a decirnos ‘tía y tío’”, contó Tomasa, y agregó: “Nos saludaba con mucha amabilidad. Un día que hacía mucho calor traíamos gaseosas y le llevé una con vasitos descartables y cubitos, atendiéndolo bien”. En ese momento, sin saberlo, comenzó el vínculo que después le traería grandes dolores de cabeza.

Te puede interesar...

“Al poco tiempo apareció en la puerta de mi casa sin que le hubiera dado mi dirección. Le abro la puerta y lo hago pasar. Nosotros estábamos almorzando y comió con nosotros. Empezó una amistad con un buen hombre de trabajo”, narró la vecina de 78 años.

Aparentemente, el sospechoso consiguió, también, el teléfono de Tomasa y su esposo y “a los dos o tres días”, llamó una mujer de Buenos Aires como “pidiendo auxilio”.

Sin dar pistas de su paradero, el estafador dejó de trabajar en la obra de la calle Belgrano y la mujer, de origen boliviano, preguntó al capataz a qué se debía su ausencia y la respuesta sería el presagio de lo que vendría: “La empresa lo echó porque tiene manos largas”.

“Al principio, no lo creía”, confesó Tomasa.

Vecina de calle Belgrano al 2400 -víctima de robo-, Tomaza (22-10-2018 08.40) Línea Abierta-LU5.mp3

“Al poco tiempo, aparece otra vez en mi casa diciendo que le habían robado su plata. Entonces, lo ubicamos en un departamento de mis hijos en la calle Lucero. Yo le proporcioné el trabajo de un paredón en otro lote e hice un comodato y le di dinero en efectivo”, prosiguió la víctima.

La modalidad del ladrón fue utilizar el efectivo de Lavalle Pinto para comprar materiales y después robárselos por la noche, sin dejar rastros. La familia de la denunciante tomó nota de la cantidad de elementos adquiridos y no coincidían con lo necesario para levantar una pared. Ahí comenzaron las sospechas.

Tengo los recibos y los nombres de los obreros que trajo. El último, de nombre Ricardo, fue con el que empezaron a llevarse los materiales. Me hacían comprar las cosas a mí y las enviaban a Confluencia –donde se sospecha vive el principal implicado o algún familiar de él-. Ellos edificaban y yo compraba”, agregó.

ciudad judicial

Respecto a la presentación ante la Justicia, Tomasa comentó: “Hice la denuncia en la Comisaría 3ª y en la fiscalía”.

Pero no todo terminó ahí. Semanas atrás, el denunciado- de apellido Benegas- contraatacó y envió una carta documento en la que reclamaba 70.000 pesos por un supuesto trabajo que nunca realizó.

Además, indicó que recibió amenazas por teléfono. “Me dice que no abra la boca porque si no me va a ir muy mal. Y acá me pasa lo mismo”, cerró Tomasa su dramático relato.

LEÉ MÁS

Cerró su local de zapatos y ahora estafa por las redes

Creyó que había ganado un premio y perdió $250 mil

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído