El clima en Neuquén

icon
Temp
71% Hum
La Mañana Caruso Lombardi

Así fue el regreso de Ricardo Caruso Lombardi a la TV después de su operación de cerebro: "Me fui al descenso"

El director técnico contó por primera vez cómo fue todo el proceso que vivió.

Ricardo Caruso Lombardi supo ser uno de los directores técnicos más populares del fútbol argentino, tanto por méritos deportivos como por ser proclive a hacer grandes escándalos o a sorprender con frases fuertes e inesperadas. Sin embargo, de un día para otro se alejó de los grandes medios para contar después que había sufrido un tumor cerebral. Ya recuperado, el técnico volvió a hablar y contó cómo fue la difícil experiencia.

“Todo empezó un día que salí a caminar al Hipódromo, luego de sentir ya algunas molestias. Pasó el último día de la madre”, reveló Ricardo Caruso Lombardi antes de aclarar: “Cuando dirigía a Belgrano tenía un dolor en la cabeza. A veces en la práctica me molestaba. Me empecé a poner hielo y ahí lo dejé”.

“Resulta que a mí me quedó el trauma de mi papá que tuvo un aneurisma cerebral a los 60 años -Caruso tiene 61-. Entonces, mientras caminaba, pensé en entrar a una guardia y ver si me hacían una tomografía. Ni bien hago el ingreso, le pedí a una doctora que me hiciera el estudio por lo que me pasaba”, explicó.

Caruso Lombardi 1.jpg

“Cuando ella me preguntó por qué, le conté justamente que mi padre había tenido un edema cerebral. Fue un chico el que me terminó de realizar el estudio y pidió que volviera más tarde a buscarlos los resultados”, recordó Caruso, que fue a su casa a comer.

“Mientras comía, a eso de las 15.30 me llamó un número privado. Era de la clínica. Me dijeron que tenía que ir urgente. Era de la clínica. Me dijeron que tenía que ir urgente”, contó Ricardo Caruso Lombardi admitiendo que casi se atraganta con la comida en ese momento.

“Ahí mismo me mandó a mi neurólogo y fue él que me confirmó que tenía un tumor de aproximadamente tres centímetros”, explicó y agregó: “La noche del día que me lo dijeron me quedé solo en casa. Me acuerdo de que estaba viendo la despedida de Gallardo y de repente me encontré que no paraba de llorar. Te entrás a dar manija”.

Caruso Lombardi 2.jpg

Entre los síntomas, el ex técnico de Tigre y Argentinos Juniors sufría problemas en sus ojos: “Se me anulaba el ojo izquierdo, se me cerraba el derecho. Lo único que me calmaba era acostarme o caminar”. “Todo esto era por que el tumor apretaba una vena que no drenaba y me afectaba la visión. Me volví loco, me pasaba todo el tiempo”, explicó.

“Primero no me atrevía a operarme y por eso tuve una pancreatitis. No tuve opción”, reveló antes de agregar: “Antes de la operación hice de todo: lloré, recé, buscaba lo que sea, fui a ver al Padre Ignacio. Hice de todo por mi salud”.

“A la única de las personas de mi círculo que no le dije que me iban a operar de un tumor es a mi mamá, porque es grande. Le dije que era una operación de rutina”, contó y cerró con su humor tan característico: “Cuando salí le dije la verdad y a veces cuando hablamos, para joderla, le digo ‘¿vos quién sos?’, y ella me mira preocupada y yo me río”.

Te puede interesar...

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario