El clima en Neuquén

icon
20° Temp
77% Hum
La Mañana Nicolás Ramírez

Nicolás Ramírez y un arbitraje paupérrimo en La Bombonera

Boca le ganó a Huracán por la fecha 24 de la Liga Profesional y el colegiado tuvo una muy floja tarea.

Nicolás Ramírez no anduvo nada bien en Boca-Huracán y una vez más se manifiesta un problema que parece no tener solución en el fútbol argentino. Lejos quedaron los tiempos de Héctor Baldassi y Horacio Elizondo. Si bien el arbitraje ha sido chivo expiatorio histórico para los equipos cuando las cosas no salen, la llegada de la tecnología expuso las carencias técnicas y de conducción de los colegiados en Argentina.

Y Boca es un buen ejemplo para graficar los graves errores de todas las fechas, que a esta altura son una constante. El equipo de Jorge Almirón venía de ser beneficiado por el gol anulado a Unión en Santa Fe. Corvalán estaba claramente habilitado y a instancias del VAR Andrés Merlos decidió cobrar fuera de juego.

Pero la vida es una tómbola y el lunes por la noche el perjudicado fue Boca, en su victoria 1-0 sobre Huracán. Un claro penal sobre Valentín Barco sobre Santiago Hezze fue obviado primero por Ramírez y después por Hernán Mastrángelo en el VAR.

El xeneize no tiene penales a favor en las 24 fechas que van del torneo. Está en el puesto 9 sobre 28 equipos. El otro que está en la misma condición es Unión de Santa Fe, ubicado en el lugar 25 de la tabla.

Embed

Pero no fue lo único que obvió el árbitro durante el encuentro. Fernando Godoy metió un planchazo tremendo sobre Cristian Medina cuando iban 43' del segundo tiempo, aunque ahí sí lo llamó Mastrángelo para avisarle que era necesario revisar la acción. Ramírez no había sancionado ni siquiera infracción, pero después de verla en la pantalla sacó tarjeta roja.

En tiempo adicionado, Pol Fernández cometió una infracción durísima desde atrás sobre Juan Manuel García y apenas vio la amarilla, cuando también fue una acción para tarjeta roja. A esa altura, a Ramírez el partido ya se le había ido de las manos porque además de errar bastante es un árbitro que no habla con los jugadores.

Embed

Ramírez tiene un antecedente con Boca en el medio que lo pinta de cuerpo entero. Fue el juez el día de la patada de Milton Leyendeker a Ezequiel Zeballos y primero sacó amarilla al jugador de Agropecuario, en aquel partido de Copa Argentina que se jugó en Salta en agosto de 2022. Cuando vio lo mal que quedó el delantero del Xeneize, recién ahí expulsó al defensor.

Embed

Te puede interesar...

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario