Descubrieron por internet que una mamá asesinó a sus dos bebas

La mujer había buscado en Google "formas de matar humanos sin pruebas".

Una serie de morbosas búsquedas en internet llevó al arresto de una mujer en Alaska, quien ahora está acusada de matar a sus dos hijas, ambas bebas, con dos años de diferencia entre un hecho y el otro. Se trata de Stephany E. LaFountain, de 23 años, quien está acusada de matar a su hija de 13 meses el 20 de noviembre del año pasado, y el 15 de septiembre de 2015 a su otra pequeña hija, que por entonces tenía cuatro meses, según informó Anchorage Daily News. Cabe destacar que ambas bebas estaban en perfecto estado de salud hasta el momento de su muerte.

“Simplemente dejó de respirar”, dijo LaFountain cuando pidió ayuda, el 20 de noviembre pasado. Esa fue la única explicación que dio al servicio de emergencias antes de que la ambulancia trasladara a la beba al hospital donde finalmente falleció cuatro días después. El hecho llamó la atención dado que la misma madre había “sufrido” una muerte similar dos años atrás, con su otra hija.

En 2015, luego de la muerte de la pequeña, la Justicia cerró el caso sin mayores sospechas. El hecho no fue investigado de manera particular dado que la policía no sospechó que se tratase de un asesinato. Pero con la segunda muerte de una hija de Stephany E. LaFountaine, la policía encontró una coincidencia algo extraña: ambos fallecimientos eran, de acuerdo con el informe del forense, similares.

Comenzaron a atar cabos y a cruzar datos entre lo ocurrido en 2015 y en 2017. Un juez tomó la causa y ordenó un allanamiento a la casa de la madre, a quien entre otras cosas le secuestraron la computadora. Durante una revisión al aparato electrónico, hallaron en el historial de internet una búsqueda en Google bastante particular: “Formas de matar humanos sin dejar pruebas”, “ahogamientos”, “análisis forense” e, incluso, el perturbador “cómo cometer el asesinato perfecto”. Ante estos resultados, la Justicia ordenó la detención de la mujer, quien fue trasladada al centro correccional de Fairbanks a la espera de que le tomen la primera declaración indagatoria como acusada de ambos homicidios.

En la primera causa de muerte no hay, efectivamente, una prueba concluyente contra LaFountaine, aunque sí coincide con la segunda, también producida por asfixia (o “falta de oxígeno en el cerebro”, como dijo la autopsia).

Se espera que el viernes la madre, presunta asesina de sus dos bebas, se presente en la Corte para iniciar el proceso.

Cabe destacar que la mujer en 2015 estaba en pareja con un hombre y en 2017 con otro, por lo que ambas niñas asesinadas son de padres diferentes, es decir que hay dos querellantes.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído