Durmió la siesta y festejó de noche

Gusto a poco, sabor a mucho. El Rojo empató sin goles con Villa Mitre a primera hora de la tarde, pero igual clasificó a la siguiente ronda. ¡Bravo!

Mauricio Reina
reinam@lmneuquen.com.ar


Neuquén.- Ganar era la consigna indispensable para Independiente por la fecha 13 del torneo Federal A. En frente estaba Villa Mitre de Bahía Blanca, que se plantó de igual a igual en suelo neuquino y se llevó un punto que le sirve. Fue 0 a 0 en una floja producción de ambas partes, aunque le dolió más al local, que sabía que con una victoria quedaba clasificado de forma automática a la siguiente ronda. De todas maneras, los resultados de la noche le dieron la buena noticia y a última hora se aseguró la clasificación, al menos como segundo mejor tercero.

En la primera mitad, el Rojo no le encontró la vuelta nunca y a la visita, con poco, le alcanzó para ser más profundo que el local. Los de Coronel intentaron salir siempre de abajo con pelota dominada, pero el Tricolor se paró bien esperando con orden a su rival. Presionó en la salida sobre Berra y Teijo, los encargados de dar el primer pase, y le complicó la vida al Albirrojo.

Así, en un partido flojo en líneas generales, los de Bahía Blanca tuvieron las más claras para inclinar la balanza ante un Rojo que no pateó al arco en toda la primera parte. Fondacaro, ansioso e impreciso, no pesó como otras veces. Porra y Sarraute aportaron a cuentagotas y Villa no pudo quedar nunca de frente al arco.

A los 10 minutos, el banco visitante pidió mano de Manchafico dentro del área, pero el árbitro no vio intención y dejó seguir.

14 puntos consiguió el Rojo de los 18 que puso en juego en condición de local.

Llegando al tramo final, apareció la figura de Matías Villalba, que alcanzó a desviar un fuerte remate de Zárate que terminó reventando el travesaño.

En el complemento, los de Coronel salieron mejor plantados y dominaron al rival en gran parte de la etapa, aunque con escasa profundidad.

"Nos costó en el primer tiempo porque ellos salieron ordenados. En el segundo lo tuvimos en un arco, pero no se dieron las chances".Leandro Teijo. Uno de los más regulares

Lalo estuvo más en contacto con la pelota y a partir de ahí se generaron algunas opciones. A los 15 minutos un buen centro desde la derecha al segundo palo fue desviado por el arquero justo antes de que Fondacaro conectara con una fallida pirueta.

Los resultados de la noche le dieron la buena noticia al rojo, que se aseguró el pasaje.

El entrenador mandó a la cancha a Lucero y Ávila en reemplazo de Fondacaro y Porra, y el equipo ganó en vértigo y empuje.
Sin embargo, fue otra vez la visita la que estuvo cerca, primero con un mano a mano de González que contuvo Villalba y luego con un remate lejano de Barez que pasó besando el palo derecho del uno local.

Independiente llegó por el sector derecho con un gran centro de Solís que Berra estuvo a punto de conectar.

En el tramo final, Coronel le dio minutos a Alan Sack en reemplazo de Villa y el joven mostró el desequilibrio que lo caracteriza, aunque le faltaron minutos para tener más chances de lastimar a la defensa visitante.

En el tramo final, el Rojo empujó con la necesidad de la victoria, pero ninguna de las muchas pelotas que metió dentro del área rival tuvieron destino de red.

Los protagonistas dejaron el campo de juego con gestos de derrota, pero por la noche se convirtieron en sonrisas. Los resultados se dieron y el Rojo se convirtió en el primer clasificado a la ronda decisiva.

El camino del Rojo hacia una clasificación histórica

Luego del empate en casa, todos los ojos del público estaban puestos del otro lado del puente, en el clásico rionegrino. Allí el cuadro neuquino necesitaba una mano de Roca para que Cipo no sumara de a tres y le diera el pasaje al Rojo.

Sin embargo, el Albinegro se quedó con el duelo y la atención se posó en el norte del país, donde Mitre de Santiago del Estero debía vencer a San Jorge de Tucumán por la zona 5 y así impedirles a los tucumanos llegar a los 21 puntos al final de la etapa.

Finalmente, la mano llegó y a última hora los neuquinos se enteraron de que ya tienen asegurados, al menos, el puesto de segundo mejor tercero y así confirmaron la clasificación, pese a no haber ganado en casa.

Esto le da la chance de llegar con mayor tranquilidad a la última fecha con Cipolletti (la próxima queda libre), aunque deberá buscar un buen resultado para clasificar lo más arriba posible, teniendo en cuenta que podría contar con la ventaja deportiva en la próxima ronda. Además, podrá ser juez de Cipo, que se jugará el pasaje.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído