Ejecutaron a un preso de 83 años en Alabama

Walter Moody asesinó a un juez con una bomba en 1989. Con una inyección letal se convirtió en el condenado más viejo en recibir la pena de muerte.

Un anciano fue ejecutado en el estado de Alabama por orden del Tribunal Supremo que rechazó un recurso de la defensa y se convirtió en el recluso de más edad en ser sentenciado a muerte desde la reinstauración de ese castigo hace más de cuatro décadas.

Walter Leroy Moody, de 83 años, que fue condenado por el asesinato de un juez con un paquete bomba, fue declarado muerto el jueves a las 20.42 tras recibir una inyección letal en la prisión Holman de Atmore, informó el Departamento Correccional de Alabama.

Moody recibió la condena en 1996 por el asesinato en Alabama del juez Robert S. Vance, del tribunal del undécimo circuito de apelaciones, con jurisdicción en Alabama, Florida y Georgia. El 16 de diciembre de 1989, Vance estaba sentado en la mesa de su cocina cuando abrió un paquete con una bomba que explotó y le causó la muerte en el acto e hirió de gravedad a su esposa.

En el juicio, los fiscales describieron a Moody como un hombre meticuloso obsesionado con vengarse del sistema judicial. De acuerdo a los investigadores, después de asesinar a Vance, Moody perpetró más ataques con bombas para hacer parecer que la organización racista Ku Klux Klan estaba detrás de la muerte del magistrado.

En diciembre de 1989, envió por correo un total de cuatro bombas, una de las cuales causó la muerte de Robert E. Robinson, un abogado y activista afrodescendiente de Savannah, que luchaba por los derechos civiles de su comunidad.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario



Lo Más Leído