El doble crimen de Huincul se ejecutó en 30 segundos

El agresor disparó cinco veces y, con las víctimas en el suelo, recorrió la casa en busca de más personas.

Plaza Huincul

A cinco días del doble crimen que estremeció a la localidad de Plaza Huincul, ayer se conoció la secuencia de la ejecución, que duró unos 30 segundos, de acuerdo con nuevos detalles de la tragedia. Después, el agresor recorrió la casa para comprobar que no quedara nadie en la vivienda.

Jesús Candia, el detenido, sorprendió a sus víctimas sin darles tiempo a defenderse, lo que confirma la presunción de la fiscalía sobre la alevosía del crimen.

Pablo Soto, Arturo Sánchez y José Prono estaban reunidos en la casa del primero desde el viernes. Durante toda la noche compartieron bebidas alcohólicas y escucharon música en la vivienda ubicada sobre 1° de Mayo casi Miralles, del barrio Centenario de Huincul.

Minutos antes de las 14, Jesús Candia tomó su escopeta táctica 12.70, irrumpió en la casa de su enemigo y abrió fuego sin mediar palabra alguna. "Al primero hacia el que se dirigió Prono lo atacó por la espalda, a Soto lo agarró dormido y a Sánchez le da cuando intenta pararse para huir", confió una fuente de la investigación.

Embed

Según lo que se pudo reconstruir, el único sobreviviente del crimen, José Prono, fue a quien le disparó primero. El proyectil le rozó la cabeza y cayó al piso quedando desmayado, esto hizo suponer al agresor que lo había matado. Tras pasar 72 horas internado en el hospital fue dado de alta el martes.

Pablo Soto era vecino y enemigo de Jesús Candia. Tenían acusaciones cruzadas por hechos anteriores. Soto fue ejecutado mientras estaba dormido en una silla producto de la borrachera que tenía, mientras que la otra víctima fatal, Arturo Sánchez, intentó huir del lugar, sin éxito, y fue alcanzado por los disparos.

La imposibilidad de defenderse de las víctimas por la sorpresa y su estado de ebriedad y la premeditación del crimen son signos claros para la fiscalía, que podría cambiar la calificación del hecho a doble homicidio, agravado por el uso de arma de fuego y por alevosía.

A Prono lo atacó por la espalda, a Soto lo agarró dormido y a Sánchez le da cuando intenta pararse para huir

Además, se le sumaría homicidio en grado de tentativa porque a Prono le disparó a matar pero falló. De hecho, al momento de la detención Candia les dijo a los policías que había matado a tres hombres.

De prosperar la modificación que propone la fiscalía, Candia podría ser juzgado por un jurado popular y recibir una pena de prisión perpetua.

Génesis

El robo de una soldadora

El trágico desenlace tuvo su génesis el 19 de marzo, cuando a Soto le robaron una soldadora de su casa y un conocido le dijo que había sido su vecino Jesús Candia. Soto le fue a reclamar, pero recibió una golpiza y un disparo en una pierna por parte de Candia, aunque no lo denunció.

A las pocas horas, cayeron botellas incendiarias al patio de la casa de Candia, tipo molotov, y se sospecha que fueron los amigos de Soto, que tomaron revancha. Ese episodio llegó a principios de abril hasta la fiscalía y ninguna de las partes quiso seguir adelante con la acción penal. Casi a la par, el acusado recibió la autorización de la Agencia Nacional de Materiales Controlados, ex Renar, para la tenencia de la escopeta calibre 12.70 que utilizó en el crimen.

La escena con la que se encontraron los investigadores fue por demás sangrienta. Los pesquisas calculan que todo ocurrió en unos 30 segundos, lo que tardó en ejecutar cinco tiros contra los tres hombres. Luego recorrió la vivienda para descartar que hubiera más personas.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído