El drama de Mirta Wons tras una operación: "Sentí un abandono total"

Después de someterse a una cirugía de meniscos, la actriz tuvo varios problemas para caminar.

Mirta Wons está atravesando un complicado momento personal que la tiene muy preocupada. Después de someterse a una cirugía de meniscos hace cinco meses en su rodilla derecha, la actriz que se puso en la piel de Titi en El Sodero de mi vida, Michi en Rebelde Way y Beba Torres Oviedo en Floricienta, empezó a sentir fuertes dolores, lo que le ocasionó problemas para caminar.

Por este motivo tuvo que rechazar varias propuestas laborales e incluso adaptar su personaje en La Mishiguene de la Carpa 4, la obra que cada domingo se presenta en El Método Kairós.

Actualmente Wons se desplaza con muletas y le exige "una respuesta a la altura de las circunstancias" a su prepaga.

"Tenía los meniscos rotos por el sobrepeso y la edad; era una operación que venía pateando hace rato. El procedimiento es muy sencillo y ambulatorio. Ya me lo había hecho en la pierna izquierda y, después de diez sesiones de kinesiología, estaba totalmente recuperada", relató la actriz.

Sin embargo, la intervención no salió como esperaba. Según su testimonio a Teleshow, unas horas después de salir de la sala de cirugías se le inflamó la rodilla. El dolor se agudizó y caminar se convirtió en una verdadera tortura. No podía ni siquiera hacer las sesiones de kinesiología y empezó a renguear.

La mala postura le provocó problemas en el nervio ciático y el médico que la operó dejó de responder sus mensajes: "Sentí un abandono total. A todo esto, un día me desperté a la madrugada con la sensación de que no tenía pierna derecha, no la sentía. Era horrible, pensé que era un ACV. Llamé a la ambulancia y un médico me inyectó un analgésico y corticoides. Fui a ver a otro especialista y me dijo: 'Hay que hacer una nueva resonancia porque hay que operar'".

Finalmente, el pasado 2 de agosto se volvió a operar de la rodilla. La evolución es favorable, pero la actriz deberá caminar con la ayuda de muletas, por lo menos, durante un mes. "Estoy viviendo en carne propia lo que es ir por la calle en muletas. Justo en la cuadra donde vivo están haciendo obras y es imposible caminar. Ahora entiendo lo que sufre la gente en muletas o sillas de ruedas", confesó.

En cuanto a la prepaga expresó: "Desde que empezaron los problemas fui haciendo quejas por teléfono y presencialmente. Siempre me trataron re bien pero nunca recibí un llamado. Tuve que escribir una carta en Facebook para que se comunicaran para explicarme la parte médica… Yo no voy a hacerles juicio por mala praxis, pero en cuatro meses no se dieron cuenta de que una persona se hizo cinco resonancias magnéticas y dos operaciones. Se me fue una guita infernal en medicamentos y taxis y no me puedo trasladar, pero aún así seguí pagando mi cuota. Tuve que ir a cuatro médicos por algo que era muy sencillo y no sé qué hago ahora con muletas".

LEÉ MÁS

Fuente: Teleshow

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído