El dream team que repara monumentos en la ciudad

Es un equipo municipal que le dedica varias horas en un viejo taller.

Por Pablo Montanaro - montanarop@lmneuquen.com.ar

Muy cerca del río Limay, más precisamente en la primera casa de bombeo del Ferrocarril del Sud a través de la cual se le suministraba agua a la colonia ferroviaria allá por los comienzos de 1900, un grupo reducido de personas se dedica con destreza, precisión y pasión a restaurar los monumentos y demás patrimonios históricos y culturales de la ciudad.

Hace un año la Municipalidad de Neuquén creó la División de Rescate y Preservación del Patrimonio Cultural, Histórico, Arquitectónico, Urbanístico y Natural de la ciudad, que depende de la Secretaría de Cultura y Turismo.

Te puede interesar...

Profesor y técnico en artes visuales, además de artista plástico, Marcos Cornu encabeza el equipo -que completan Ariel Morales, David Pintos y Emiliano Velázquez- que pone manos a la obra para moldear el busto de un prócer o restaurarle la nariz tras un ataque vandálico o limpiar los graffitis y enchastres en los monumentos.

“Como soy artista plástico, entiendo el valor simbólico de una obra y es lo que uno termina valorando. Es mantener la memoria de las ideas que fueron importantes en un determinado momento”, explica el hombre de 47 años.

Restauradores-de-monumentos-página-2.jpg

Cornu es empleado municipal desde hace dos décadas y durante largo tiempo se desempeñó como curador y montajista de muestras artísticas en la sala Emilio Saraco.

Comenta que el deterioro que a veces presentan los monumentos históricos, ya sea un busto o un mural, “hace que la gente lo dé por perdido, colabore en su destrucción empezándolo a romper porque lo ve que está roto o se llevan un pedacito”.

Afirma que los vecinos valoran el trabajo arduo de los restauradores. Dice que el neuquinos respetan los monumentos “sobre todo cuando lo entienden, lo valoran porque un monumento representa la conmemoración de algún hecho histórico, político o social, y si tiene que ver con uno mismo, se lo cuida”.

Restauradores-de-monumentos-página-3.jpg

Desde el emblemático taller típico de las edificaciones ferroviarias, con paredes altas rematadas en cornisa con moldura, el equipo de restauradores salió a limpiar el monumento al general Belgrano, en la zona del Bajo. Tiene que lucir impecable para el acto del jueves en conmemoración de los 199 años de su muerte. Además, trabajan en la construcción del busto de José Gervasio Artigas, el militar y estadista uruguayo, y en la reparación del busto de Dalmacio Vélez Sarsfield, del escultor Atilio Morosin, “al que le destrozaron media cara, fue muy maltratado, creo que lo golpearon a propósito”, lamentó Cornu.

Un patrimonio en los ferrocarriles

En el lugar donde trabajan Cornu y su equipo se puede apreciar la bomba que antiguamente abastecía los tanques de los ferrocarriles y la colonia ferroviaria. Es patrimonio histórico y está detrás del Museo de Bellas Artes.

Restauradores-de-monumentos-página-1.jpg
Recuadro-al-rescate-página-4.jpg

LEÉ MÁS

Piden alimento para perros como regalo de casamiento

La historia de Palacios Montarcé, el profe neuquino de ping pong asesinado en México

Nacimiento, apogeo, mitos y caída de los ciber, el punto de reunión de una generación entera

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído