El EPAS incorpora alta tecnología a su laboratorio central

Permitirá mejorar los controles de bacterias en el servicio de agua potable en la ciudad y proteger a los técnicos.

El Ente Provincial de Agua y Saneamiento (EPAS) adquirió para su laboratorio central un equipo de alta tecnología que permite la implementación de la técnica Colilert para la determinación de coliformes totales y Escherichia coli, para el control de calidad del agua de suministro público.

El equipamiento permite la obtención de resultados confiables en un plazo de entre 18 y 24 horas.

Te puede interesar...

El organismo es el segundo a nivel nacional en contar con este equipamiento que permite implementar la tecnología desarrollada por el laboratorio estadounidense Idexx, cuyo representante en Argentina es la empresa Jenck.

El equipo fue adquirido con fondos propios, con una inversión aproximada de 300 mil pesos.

La técnica Colilert, desarrollada por Idexx, es una tecnología que se basa en nutrientes indicadores ONPG y MUG de Defined Substrate Technology (DST) para detectar coliformes y Escherichia coli simultáneamente. Los ensayos están diseñados de manera que no se requiere ninguna prueba adicional de confirmación, lo que -a diferencia de los métodos tradicionales- sí se demanda de una verificación o confirmación de la presencia de coliformes, lo cual exige un tiempo total de 48 horas de análisis.

Mediante esta técnica, todo el material utilizado se encuentra esterilizado, por lo cual no requiere preparación previa. Después de ser utilizado, se inertiza y se descarta como residuo domiciliario. Cada muestra de Colilert tiene un tiempo de procesamiento aproximado de cinco minutos, con lo cual en una jornada laboral se pueden procesar cerca de 80 muestras. La lectura de los resultados es sencilla y no demanda confirmación alguna.

La prueba de Colilert se encuentra aprobada por la EPA (Enviromental Protection Agency) de los Estados Unidos para detectar preventivamente coliformes totales y Escherichia coli en aguas de suministro, normalizada mediante las ISO 9308-2:2015, y se encuentra incluida en la última versión (23) del Standard Methods for Examination Water and Wastewater (SMWW 9222D).

Con la incorporación de este conjunto de técnicas en el laboratorio central, no sólo se amplía la capacidad operativa del mismo y se mejora la repetibilidad intralaboratorio y su exactitud, sino que además el personal no es expuesto a riesgos biológicos, evitando el contacto con el cloro.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído