Morro para sus nuevos compañeros de equipo, el delantero no esquiva las críticas: “Somos conscientes de que estamos en examen para el hincha porque no tuvimos el arranque ideal”, disparó.

Y en ese terreno, el ex Huracán Las Heras tomó distancia respecto de sus compañeros, con dos goles en tres partidos y una buena presencia física.

“En lo personal, me brinda tranquilidad convertir. Uno cuando llega a un lugar nuevo quiere hacer pie enseguida y que eso se extienda al equipo”, describió en el día de descanso, cerca del estreno por el Federal A en Bahía Blanca.

Su trayectoria en el ascenso ya lo ha llevado por esa ciudad bonaerense, en el Federal B y en la cancha de Bella Vista, pero será su primera vez en el Fortín.

“Imaginamos un partido duro, como lo es este torneo, cerrado, en el que se puede abrir con una pelota parada. Nosotros tenemos que llegar bien y hacernos fuertes para arrancar sumando”, expresó.

El valor de sus gritos ante Sol de Mayo y Deportivo Roca se agiganta en medio de las carencias ofensivas que ha plasmado el nuevo Albinegro. “Nos está costando en lo colectivo dejar de ser previsibles por el juego de bandas. Es lo que nos dijo el técnico en el entretiempo, pero cuando no sale no podemos dejar de correr y de meter. Mi función es estar siempre metido en el área, pero salir a rebotar también para que los volantes encuentren espacios para filtrar un pase”, contó el riojano.

"Me hubiera encantado pasar en la Copa para arrancar con el pie derecho. Nos costó mucho atacar al rival”. "En ofensiva nos falta dejar de ser previsibles con el juego de bandas. Es un equipo, tenemos fe”. “Comenzar sumando sería importante. Sabemos que en la última fecha no jugamos”.Maxi Herrera. El delantero de Cipo marcó dos goles en tres partidos.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído