El clima en Neuquén

icon
14° Temp
54% Hum
La Mañana Latorre

El feo gesto, por hacerle caso a Bilardo, que Latorre no se perdona

Gamebetita, hoy comentarista, rememoró un episodio desafortunado de su época de jugador que le genera culpa y arrepentimiento...

Mucha agua corrió debajo del puente. Pasaron casi 25 años. Pero la espina le quedó clavada a Diego Latorre, quien admitió que pifió por obedecer ordenes. Sucedió en un histórico Boca-Independiente jugado el 3 de noviembre de 1996. Se enfrentaron por primera vez desde su "disputa" ideológica Carlos Salvador Bilardo y César Luis Menotti. El Doctor dirigía al Xeneize y el Flaco al Rojo, que se llevó la victoria por la mínima de la Bombonera.

Gambetita había llegado al club de la Ribera desde Salamanca a mediados del 96 por deseo de Mauricio Macri, que presidía la institución por aquellos años. Según propias palabras del ex jugador su relación con Bilardo, el DT del equipo, era cordial, respetuosa pero él se sentía más identificado con el estilo futbolístico de Menotti. Por esto es que reconoció que se siente muy arrepentido de haber obedecido las órdenes de su entrenador en cuestiones extra futbolísticas.

Te puede interesar...

"Estaba todo muy tenso. Había un enfrentamiento histórico entre los dos técnicos y nosotros (los jugadores) fuimos un poco el jamón del sandwich ese, estábamos en el medio de la disputa. No fue grato", aseguró Gambeta en diálogo con Muy Argento.

Embed

"Bilardo no nos permitía cambiar las camisetas. Y esa tarde no nos permitió tampoco saludar a Menotti. Todos sabían que yo no tenía mucha afinidad con el Narigón. Era más menottista. Y no lo fui a saludar (a Menotti) por orden de Bilardo, traté de respetar lo que quería. Y me arrepiento. De eso verdaderamente me arrepiento. Yo lo tendría que haber ido a saludar al Flaco. Me parece que son cuestiones aleatorias que no hacen al compromiso de un jugador con el equipo: vos podés tener coincidencias o diferencias, pero cambiar las camisetas, ir a saludar a un compañero, a un técnico, a un rival, no te hace mejor ni peor persona. No me parece que pasen las cosas por ahí. Es tóxico todo eso. No aporta nada", explicó sobre todas las prohibiciones que les impuso el Doctor.

Fiel a su apodo, gambeteó la pregunta sobre aquella historia que asegura que esa tarde le pidió a un rival que los golearan para que se pusiera fin al ciclo de Bilardo en Boca. "No puedo decir nada de eso, son cosas que quedan en la cancha", dijo con una sonrisa.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario