El gas licuado de Vaca Muerta: la otra puerta al mundo

La barcaza Tango comenzó su proceso de carga con envíos desde Vaca Muerta. Es la avanzada en un camino en el que el país podría ser un jugador mundial en el GNL.

El futuro del GNL comienza a escribirse en la barcaza Tango. Este gigante de 78 millones de kilos ya procesa el gas natural de Vaca Muerta que en unos 40 días partirá hacia el mundo, aunque todavía sin destino definido, algo que se terminará de delinear en los últimos 20 días del proceso de licuefacción. Son unos 16 mil metros cúbicos de gas en estado líquido que puede almacenar en tres tanques. Es un elemento menos inflamable que la nafta, en determinadas condiciones, que luego de una producción de 40 días en este gigante de coraza naranja se transforman en 80 millones de metros cúbicos de gas en estado natural en los puertos de destino. Esta suerte de pase mágico (un elemento que primero está en estado gaseoso, luego pasa a ser un líquido y vuelve otra vez a su estado natural) hoy abre una de las principales chances para el desarrollo de Vaca Muerta y el país.

YPF ya da pasos para una ingeniería de proyectos que requerirá en etapa de concreción, de 5000 millones de dólares. Es la etapa de sueño grande para el gas licuado de Vaca Muerta: ya en modo factoría, salir a pelear mercados con un combustible que será demandado sobre todo en Asia, durante esa transición que se mide en décadas, en la que el mundo dejará de usar combustibles fósiles.

“Dimos grandes avances en nuestra curva de conocimiento del upstream en Vaca Muerta. Y esta experiencia es un primer paso de un objetivo mayor”, dice Marcos Browne, vicepresidente de Gas y Energía de YPF, en referencia a las chances que pueden avizorarse.

La empresa nacionalizada no es la única en tener esta perspectiva, que hoy requiere de una gran inversión no solo en infraestructura para licuar gas sino en los ductos de transporte. Lo otro es, como país productor, otorgar garantías en un mercado al que ya supo dar un desplante, como con el caso chileno, hace una década.

EL-MERCADO-DEL-GNL.jpg

Vaca Muerta, en algún punto, también juega una carrera contrarreloj: países como Qatar, Estados Unidos y Australia tienen mercados ganados e infraestructura construida y en construcción, para comenzar a llevar buena parte de su producción a los países compradores.

YPF, por lo pronto, comienza a dar pasos en busca de esos mercados. Tiene un contrato por diez años con Exelerate, la empresa propietaria de la barcaza Tango, cuyo destino inicial iba a ser Colombia: el fracaso de un proyecto en el Caribe le abrió esta chance a la compañía nacionalizada.

Al mismo tiempo, la compañía contrató un barco para poder transportar su carga que, luego de 40 días, implicará que ese buque de bandera belga pueda llevar a puertos de destino unos 132 mil metros cúbicos del gas producido en la Tango.

Ahora está a punto de cerrar la contratación de otra embarcación para el transporte, para de este modo conseguir que, cuando un buque vaya al puerto del país comprador, un segundo barco siga cargando la producción de la Tango. Es, en síntesis, el capítulo uno de un primer paso que podría ser una puerta de entrada al futuro.

ENTREVISTA-MARCOS-BROWNE.jpg

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario