El clima en Neuquén

icon
Temp
65% Hum
La Mañana Sputnik

El Gobierno advirtió que podría cancelar el contrato con Rusia por las demoras en el envío de Sputnik V

Cecilia Nicolini, asesora de Alberto Fernández, destacó "la situación crítica" y "la decepción" del Presidente argentino.

Las demoras en la llegada de la vacuna rusa contra el Covid-19 a la Argentina derivó en un reclamo diplomático del gobierno nacional al de Vladimir Putin.

A través de un correo electrónico, Cecilia Nicolini, asesora en materia de salud del presidente Alberto Fernández, le advirtió a Anatoly Braverman, director del Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF), por la falta de la segunda dosis de Sputnik V, sobre todo del Componente 2 de la Sputnik-V.

Te puede interesar...

En el mail enviado el 7 de julio pasado y difundido este jueves 22 de julio por Carlos Pagni en el diario La Nación, la funcionaria denuncia una "situación crítica" por la falta del segundo componente de la vacuna aprobada en 69 países.

La asesora presidencial reclama "urgentemente" la llegada de segundas dosis y cuestiona los plazos de los rusos para la aprobación de la producción local de la vacuna, a cargo de Richmond. Además, critica supuestos intentos rusos de modificar los términos del acuerdo inicial firmado con el Gobierno argentino.

La veracidad de la carta fue confirmada hoy por la propia funcionaria en diálogo con Radio con Vos. "Por supuesto, esa carta existe y es parte de las comunicaciones con la Federación Rusa en el marco de las negociaciones por la compra y envío de la vacuna", dijo la asesora en Y Ahora Quién Podrá Ayudarnos, conducido por Ernesto Tenembaum.

“No es una amenaza, no lo pondría en el marco de una amenaza, para nada. Es una carta a la persona técnica del Fondo de Inversión. Nos ponemos serios, duros y exigimos lo que tiene que llegar. Obviamente los reclamos siguen porque tenemos los contratos firmados y queremos tener las vacunas para inocular a la gente, entendemos que mucha personas están esperando la segunda dosis y nuestra responsabilidad es hacer todo lo posible para que esas vacunas puedan llegar a la Argentina, pero obviamente vamos a seguir trabajando”, argumentó.

"Hay muchísimas notas, tenemos una comunicación constante. El compromiso de la Federación Rusa desde un comienzo fue cumplir con el contrato. Nos ponemos serios, duros y exigimos lo que tiene que llegar", comentó Nicolini.

"Fuimos super proactivos para encontrar una solución a las dificultades que tuvieron con esto, pero no pudimos tener siquiera el mínimo. Necesitamos urgentemente al menos un millón de dosis para inocular a adultos mayores este fin de semana", reclama Cecilia Nicolini. En el mail, la asesora recuerda además que todavía está pendiente la entrega de más de 18 millones de dosis, 13 de ellas del componente 2.

Para presionar a los rusos, la funcionaria comenta que Argentina acaba de "firmar un decreto presidencial" que "nos permite firmar contratos con empresas americanas y recibir donaciones de los Estados Unidos". En esa línea, menciona la ventaja de que esas vacunas están aprobadas para uso en menores de 18 años. "Pedimos un protocolo de pediátricos, para poder hacer un estudio acá, pero aún no recibimos nada", reprocha la carta.

La funcionaria destacó a su vez que la producción local de la vacuna rusa —desarrollada por la empresa Richmond con el nombre de "Sputnik Vida"— "fue un gran paso para ambos". Incluso, agrega, el presidente Alberto Fernández "participó del lanzamiento, esperando por más de dos horas".

"Esperábamos que estuvieras especialmente encima de este tema", le reclama Nicolini a Braverman. "Era el único y más importante pedido del presidente Fernández y una vez más fue una decepción para él y para el país", completa.

La funcionaria menciona además que "alguien de tu equipo de producción está pidiéndole a Richmond que le pida al Ministerio de Salud el cobro de las dosis producidas aquí". "No podemos cambiar nuestro contrato, mucho menos teniendo un intermediario local. Podría ser un enorme problema político y de opinión pública para todos si cambiamos una letra del contrato original", explica luego.

"Nunca fuimos oficialmente informados por ustedes, con quien tenemos el contrato, para que estudiemos esta opción. Recuerden que pudimos firmar el contrato en primer lugar porque el RDIF es una entidad controlada por el Estado Ruso, por lo que fue un acuerdo entre estados", sostuvo Nicolini en la misiva.

"Podemos recibir y recoger vacunas donde digan: Moscú, Beijing, Seúl, Bombay, incluso Buenos Aires. Pero el pago y las responsabilidades por eventuales indemnizaciones son entre nosotros y RDIF. Incluso permitimos a Richmond importar la mayor parte de la producción sin impuestos (millones de dólares). Firmamos estas excepciones con buena voluntad, entendiendo que las dosis serían entregadas a nosotros", agregó.

"Reconocemos tu trabajo duro, el compromiso con Argentina y todo el trabajo que hemos hecho juntos. Pronto se publicará un nuevo estudio sobre eficacia (de las vacunas), efectividad después de seis meses y respuesta a las nuevas variantes (de Covid-19). Respondimos siempre e hicimos todo lo posible para que Sputnik-V sea un gran éxito, pero nos están dejando con muy pocas opciones para seguir luchando por este proyecto. Además, como mencioné una vez, estamos enfrentando persecuciones legales como funcionarios por estas demoras, lo que pone en riesgo nuestro Gobierno", indicó Nicolini sobre el final de la carta.

"Por favor, trabajemos juntos en una solución real y posible. Podés contar con nosotros. Esperando tener noticias tuyas pronto, lo mejor, Cecilia", concluyó.

Este jueves en diálogo con Radio Con Voc Nicolini remarcó que "la Ministra Vizzotti siempre fue contundente: las vacunas no se vencen y la Sputnik V tuvo resultados muy buenos".

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

27.272727272727% Me interesa
7.7922077922078% Me gusta
6.4935064935065% Me da igual
6.4935064935065% Me aburre
51.948051948052% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario