El clima en Neuquén

icon
15° Temp
63% Hum
La Mañana partido

El insólito motivo por el que se suspendió un partido y casi desata una tragedia

Faltaba poco para comenzar el partido en Brasil entre Paysandú y Tuna Luso cuando imprevistamente cedió un cartel led de la tribuna que obligó a suspender las acciones.

Que un partido se suspenda por lluvia es bastante lógico y más en Brasil donde las tormentas se dan forma regular pero el motivo esta vez no fue el agua -al menos en forma directa- sino un hecho tan insólito como peligroso para la seguridad de los espectadores, como la caída de un cartel luminoso.

El viernes, en la ciudad de Belém, en el estado de Pará, bien al norte ocurrió este imprevisto suceso. Estaban por jugar por una nueva fecha del torneo estadual Paysandú y Tuna Luso en el estadio Curuzú, donde el primero de ellos hace de local.

Te puede interesar...

Una intensa tormenta tropical se hizo presente en la región provocando todo tipo de destrozos, inundaciones, caída de árboles y vehículos dañados.

https://api.scraperapi.com/?api_key=1e0f56943452409b556fd540b2fa059c&premium=true&url=https%3A%2F%2Fpublish.twitter.com%2Foembed%3Furl%3Dhttps%3A%2F%2Ftwitter.com%2FPaysanduNews%2Fstatus%2F1380616466735726600

Y claro las consecuencias del paso del fenómeno meteorológico también se hicieron presentes también en el estadio Curuzú, muy parecido en dimensiones y colores al Club Atlético Temperley, en el sur del Gran Buenos Aires.

Si bien el campo de juego había resistido la lluvia y el partido estaba por comenzar minutos antes del inicio se oyó un fuerte estruendo: era el ruido de una de las vigas que sostiene el tablero electrónico tipo pantalla LED. "Todos en el campo corrieron inmediatamente hacia los vestuarios", relató el sitio Globo Esporte. El enorme aparato quedó colgando tras resistir durante horas las intensas ráfagas de viento.

La policía se hizo presente en el lugar para evacuar la zona, por temor a que el artefacto terminara cayendo, ya sea hacia el interior del estadio o al exterior del mismo: cortaron las calles aledañas e hicieron un cordón para proteger a los transeúntes.

Mientras todo esto ocurría, el árbitro y las autoridades de los clubes dirimía si se podía jugar o no en esas condiciones, evaluando las alternativas que podrían presentarse en caso de que el pobre tablero terminara cediendo desde las alturas.

Al final se suspendió y unas horas más tarde, una grúa se acercó al estadio para descolgar el tablero electrónico y ponerle punto final a lo que pudo haber sido una tragedia.

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

66.666666666667% Me interesa
33.333333333333% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario