El israelí que mató a la madre y a la tía fue a tribunales y maulló

Nicolás Gil Pereg se cree un gato y no se higieniza. Y a pesar del pedido de la defensa, el juez rechazó que fuera llevado a una internación psiquiátrica.

El juez del Primer Juzgado Penal Colegiado de Mendoza, Sebastián Sarmiento, rechazó el pedido de internación psiquiátrica provisoria de Nicolás Gil Pereg, imputado por los asesinatos de su madre y de su tía en enero del año pasado. Los abogados del israelí habían solicitado que fuera trasladado al penal de Ezeiza, donde cuentan con un pabellón especializado.

Gil Pereg entró maullando a la sala de audiencias del Poder Judicial de Mendoza. Sucio, barbudo, y con una remera amarronada. El israelí, acusado de matar a su madre Lily Pereg y a su tía Pyrhia Saroussy y enterrarlas en el patio de su casa, continúa deslineado, con olor a mugre e insistiendo con que es un gato. Lo único que se lo oyó antes, durante y después de la audiencia fueron sus "miau, miau". El Jefe de Fiscales de Homicidios, Fernando Guzzo, comparó los maullidos de Gil Pereg con "un capítulo de Tomy y Daly", en referencia a la serie de dibujos animados que ven Los Simpsons donde se parodia con violencia a Tom y Jerry.

Te puede interesar...

La defensa buscaba que Gil Pereg fuera ingresado al Programa Integral de Salud Mental Argentino, que funciona en el pabellón psiquiátrico del penal de Buenos Aires, lugar donde se encuentran alojados el rockero Cristian "Pity" Álvarez, la mediática Giselle Rímolo y Susana Freydoz, la viuda del ex gobernador Soria. Sin embargo, continuará alojado en el penal San Felipe, donde está aislado.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído