El Metrobús cambia la vida de la gente

Guillermo Dietrich. Ministro de Transporte de la Nación

Neuquén es quizá la ciudad que más está creciendo en el país. En el último viaje que hice me sorprendió ver cómo cada vez más personas eligen la provincia para vivir, y eso se nota en la cantidad de mejoras urbanas y nuevos desarrollos de la zona.

Una forma de acompañar ese crecimiento es priorizando las obras que les cambian la vida a las personas. En Neuquén el 70% de los viajes en transporte público los hacen los vecinos del oeste, que son barrios de trabajadores y quienes más necesitan un Estado presente e infraestructura de calidad. Por eso Neuquén será la primera ciudad patagónica en tener un Metrobús, un pedido del presidente Macri.

Cuando un Metrobús llega a un barrio lo mejora, porque produce una transformación de todo el entorno: en este caso se asfaltan las calles que eran de tierra o ripio, los peatones se benefician con nuevas sendas, veredas y semáforos peatonales, los comerciantes, con más clientes. Los usuarios del colectivo viajan en menos tiempo, con más comodidad y más seguridad. Las mujeres esperan el colectivo en una estación bien iluminada, visible y segura, porque somos conscientes de que esa es una de sus preocupaciones al viajar. Las personas mayores pueden subir al colectivo con menos esfuerzo, porque los andenes están nivelados con el colectivo. Todas las paradas están bien señalizadas, haciendo que sea fácil para todos usarlas, incluso si no conocés la zona.

El Metrobús Neuquén está muy avanzado. Ya está empezando la colocación de los 26 paradores que tendrá a lo largo de más de 60 cuadras, y apuntamos a que la obra finalice en el primer cuatrimestre de 2019. Donde no fue fácil por la complejidad del terreno y en la que fue clave la ayuda y el trabajo de los equipos técnicos neuquinos, que con enorme experiencia y conocimiento fueron resolviendo las dificultades que se presentaban. Como, por ejemplo, el problema de la pendiente que presentan muchas calles transversales, lo que nos hizo tener que encontrar soluciones para que las calles escurran cuando llueve para evitar inundaciones.

Algunas personas decían que nunca se construirían corredores de Metrobús fuera de la Capital Federal, que era un beneficio de los porteños. Hoy hay un Metrobús en Rosario, otro en Santa Fe y el que viene en Neuquén, más todos los nuevos de la provincia de Buenos Aires.

Es un ejemplo de que cuando existe la voluntad, cuando se usan los recursos públicos de forma transparente y cuando se trabaja con profesionalismo, se pueden hacer grandes transformaciones para que vivamos mejor. Los cambios que estamos haciendo tienen que ver con eso, con obras que cambian la vida de los argentinos.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído