El petróleo sigue cayendo y parece no encontrar su piso

Cerró por debajo de los 30 dólares. Preocupación pese al barril criollo.

Neuquén.- El precio del barril de petróleo quedó ayer por debajo de los 30 dólares, una situación que genera incertidumbre en todo el mundo y que en la provincia es observada con especial atención por la necesidad de inversiones para Vaca Muerta y la percepción de recursos vía regalías. El West Texas Intermediate para entrega en febrero perdía 1,16% de su valor en el New York Mercantile Exchange (Nymex), donde se negociaba a 29,08 dólares en rueda reducida por el feriado en EE.UU. por el día de Martin Luther King. En tanto, en el International Exchange Futures (ICE) de Londres, el barril del crudo Brent para entrega en marzo cotizaba a 28,76 dólares, con una baja de 0,62%.

Por su parte, el barril de crudo de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) bajó por primera vez desde 2003 de los 25 dólares, al venderse el viernes a 24,74 dólares, 26 centavos menos que la jornada anterior.

La región tiene su propio precio interno, a partir de la creación del "barril criollo", que cotiza a 66,5 dólares, un valor que representa más del doble del internacional y que se fijó para sostener las inversiones y el empleo. Sin embargo, ya existe el temor de que el factor externo penetre en el mercado local con consecuencias que no serán positivas.

20 dólares es el precio al que los analistas creen que puede llegar el barril de crudo.

Razones

Varias son las razones de la caída del precio internacional del barril de petróleo. Una de ellas es el menor crecimiento que registra China, el principal comprador del mundo. También la mayor producción de hidrocarburos que registró Estados Unidos, que apostó años atrás al desarrollo de sus recursos no convencionales de gas y petróleo y le fue muy bien. De ser uno de los mayores importadores de energéticos pasó a ser un exportador neto. Pero hoy, EE.UU. sufre los efectos colaterales de su política energética. Gran cantidad de empresas petroleras abocadas a los no convencionales se ven al borde de la quiebra porque los precios no llegan a cubrir sus costos. La caída en los precios también golpea a las grandes compañías, que ajustan con despidos y postergación de proyectos. En este ajedrez también mueve las piezas Arabia Saudita. El precio podría seguir bajando y estiman que se estabilizaría en los u$s 20 el barril, a la espera de una reactivación de la economía mundial.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído