El Rojo fue más pero Cipo apeló a la historia

El clásico, otra vez para el Albinegro. Piñero hizo el único gol del partido. Independiente lo metió en un arco, aunque no le alcanzó.

Mauricio Reina

reinam@lmneuquen.com.ar

El karma de Independiente frente a Cipolletti volvió a tener un nuevo capítulo la tarde de ayer. Por el postergado de la fecha 4 del Federal A, el Albinegro se impuso 1 a 0 a los neuquinos como visitante y obtuvo así un valioso triunfo que lo deja acomodado en el lote de arriba de la zona patagónica. El Rojo se fue masticando bronca porque fue muy superior a su rival durante buena parte del partido (sobre todo en el complemento), pero no se le abrió el arco y se quedó sin nada. Jorge Piñero da Silva en el arranque del complemento con un golazo de cabeza fue el autor del único tanto de la tarde.

El juez Pablo Leguizamón ignoró lo que pareció un claro penal contra Dehais y luego el banco del Rojo le reclamó algunas jugadas más dentro del área. De todas formas, la falta de fortuna y las buenas intervenciones del arquero Matías Alasia fueron las principales causas por las que los tres puntos cruzaron otra vez el puente.

La primera etapa prácticamente careció de situaciones de gol en ambos arcos y los jugadores se fueron al vestuario brindando un flojo espectáculo en líneas generales. La más clara fue a los dos minutos de juego, cuando Carrasco metió un lindo tiro libre que exigió la estirada de Pontet para sacarla abajo y mandarla al córner.

Embed

El equipo de Homann arrancó mejor, pero con el correr de los minutos el Rojo fue ganando terreno y si bien no llegó claro al arco de Alasia, fue dominador del medio campo en gran parte gracias a la interesante labor de Martín Ramos. Manolo Berra, llegando al final de la etapa, se fue lesionado con una contractura en el cuádriceps y en su lugar ingresó Facundo Dehais. Ya en la segunda etapa aparecieron las mayores emociones. En apenas dos minutos, Weiner se asoció bien con Carrasco, este la abrió para Valente y el lateral metió un lindo centro para la llegada de Piñero, que le ganó a Doglioli y puso un preciso frentazo que se clavó pegado al palo izquierdo del 1 albirrojo.

A partir de ahí, empujado por su gente y por la necesidad de encontrar un gol, el local de a poco fue acorralando a su rival. Trotta perdió otro hombre por lesión (Doglioli) en apenas 5 minutos (entró Solís) y debió gastar su segundo cambio muy temprano.

La primera clara llegó con un remate del pibe Villegas que capturó un rebote dentro del área y Alasia bien parado mandó al córner.

Ramos, uno de los mejores de la cancha, y la buena labor de Domini por la izquierda fueron las principales armas del Rojo, que llegó otra vez clara con un desborde de Mojarra y un cabezazo del Cordobés Ávila que se fue apenas desviado.

Promediando la etapa, todo el banco local reclamó penal contra Villegas por una carga ilícita dentro del área, pero el árbitro consideró que no había infracción. El dominio del local se acrecentó a los 27 minutos cuando el propio Velázquez vio la segunda amarilla y dejó a su equipo con un hombre menos. De pelota parada, Marcolini tuvo la suya también de cabeza y generó un nuevo tiro de esquina. Los últimos minutos, fueron una lluvia de centros dentro del área, por los dos costados, pero la defensa albinegra supo contener bien los embates y se terminó llevando el valioso triunfo.

Tras la derrota, el Rojo ya piensa en Rivadavia de Lincoln a quien recibirá este sábado, con la idea de dejar atrás el duelo con Cipo y retomar la senda del triunfo en una zona que todavía lo tiene prendido en los puestos de arriba. Cipo por su parte visitará a Alvarado el domingo para seguir sumando de a tres.

Diego Trotta

“El fútbol a veces no es justo”

El entrenador de Independiente, Diego Trotta, analizó la derrota en el marco de una buena producción de su equipo y si bien se lamentó por el resultado, valoró el esfuerzo de sus jugadores que terminaron arrinconando al rival en el segundo tiempo.

“Los muchachos hicieron un gran desgaste, nunca bajaron los brazos y eso es lo gratificante pese a la derrota”, evaluó el DT. En la misma línea consideró: “En el primer tiempo sólo nos llegaron con pelota parada y en el segundo, con una jugada aislada”, aunque también reconoció la jerarquía de Piñero da Silva. “Son esos delanteros que en la categoría marcan la diferencia”.

¿Si se fue enojado con el arbitraje? “Hubo penales claros que no cobró, pero de todas maneras no es excusa. Lamentablemente el fútbol a veces no es justo y nos quedamos con las manos vacías en casa”, concluyó el DT con sensatez.

Piñero, el goleador: “Necesitábamos esta victoria”

El ex Madryn una vez más demostró su jerarquía y la mandó a guardar. El triunfo lo dejó escolta de Ferro y con la chance de ser líder el domingo.

Neuquén

Si hay un responsable en la victoria de Cipolletti ayer frente a Independiente, ese es Jorge Piñero da Silva. El atacante misionero metió un tremendo cabezazo en una de las pocas opciones que tuvo y le alcanzó a Cipolletti para quedarse con los tres puntos.

“Necesitábamos ganar. No sé si Independiente mereció el empate, sí que nos complicó y que fue un rival muy duro”, analizó autocrítico el ex Deportivo Madryn.

El delantero alcanzó los tres goles desde que llegó a Cipo, el segundo por el Federal A en el que sólo jugó completos tres partidos.

Luego del gol y con un hombre menos, Piñero quedó muy aislado arriba, pero así y todo se las ingenió para aguantar la pelota y a hacer su juego pese a que no le volvió a quedar otra para marcar.

“Lo aguantamos, metiéndonos muy atrás por momentos, pero el hombre de menos sobre el final nos hizo redoblar el esfuerzo”, concluyó el héroe de la tarde para los rionegrinos.

Homann, conforme

Por su parte, el entrenador también puso la victoria por encima de todo teniendo en cuenta que el presente de Cipo no era el mejor y necesitaba sumar de a tres fuera de casa para seguir prendido en los puestos altos de la tabla.

“Los dos inicios de períodos fueron buenos para nosotros. Hicimos el gol, después nos desordenamos y ellos arriesgaron más porque soltaron mucha gente en ataque con centros y acumularon situaciones. Pero repito que necesitábamos mucho esta victoria”, consideró el entrenador de un equipo que si bien no mostró su mejor versión se llevó tres puntos de oro y sigue ilusionado con ser primero.

Encima diezmado y con poco descanso

Neuquén

Independiente no tendrá demasiado tiempo para lamentarse, ya que este sábado afrontará un nuevo compromiso por la zona patagónica otra vez como local ante Rivadavia del Lincoln.

Será el tercer partido que afrontará en siete días, seguidilla que ya comenzó a sentir. Manuel Berra, el capitán, no se quería perder por nada el clásico y por eso entró a la cancha tocado en su cuádriceps derecho, lo que con el correr de los minutos no le permitió seguir. Hoy le harán los estudios para ver la gravedad de la lesión. Doglioli también salió reemplazado por una contractura, pero esperan que pueda estar el fin de semana.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído