El shale mete presión en Loma Campana

La ampliación de la planta para tratar petróleo permitirá despachar un 37% más en diciembre.

POR ADRIANO CALALESINA / adrianoc@lmneuquen.com.ar

Diciembre será un mes clave para la producción de shale oil en Vaca Muerta. Un nuevo módulo de tratamiento de crudo, en la planta de Loma Campana, podría abrir la puerta a un aumento del 37% en los despachos de petróleo.

Por estos días, la Planta de Tratamiento de Crudo (PTC), que se terminó de construir en 2016, quedó chica. La producción de crudo del yacimiento emblemático Loma Campana, más los anexos de Bandurria Sur y La Amarga Chica, generó un cuello de botella. Estos últimos aún están en fase piloto y se especula que cuando entren en “modo fábrica” la producción de crudo se podría disparar a más del doble.

Te puede interesar...

“Con el petróleo que hoy estamos haciendo maniobras para poder distribuirlo por los oleoductos”, dijo uno de los técnicos del yacimiento, encargado de supervisar los procesos químicos de la planta.

YPF encargó la ampliación de la PTC para llevar la capacidad de recepción de 10.800 a 21.000 metros cúbicos por día. La obra tardará un año más, pero en diciembre se habilitará una ampliación intermedia de unos 14.800 metros cúbicos por día que permitirá descomprimir la demanda de crudo en la boca de ingreso a la planta, por la suba de la producción. Mientras tanto, la empresa optimiza al máximo los procesos para poder despachar la mayor cantidad de crudo posible en los oleoductos.

La producción de petróleo en las tres áreas no convencionales que abastecen a la planta de tratamiento subió un 34,7% desde enero a agosto de este año, de acuerdo con los números que maneja la Subsecretaría de Hidrocarburos de la provincia de Neuquén, que son similares a los de Nación y la empresa.

Pero el récord de producción hizo tope en agosto pasado, con 47.733 barriles de petróleo diarios (bbl/d), un 12,4% más que en julio, donde se habían despachado 42.433 bbl/d. La disparada generó que la empresa esté aún más pendiente de los tiempos de obra de la ampliación de la planta.

MAS-E-p04-pieza.jpg

YPF tiene en mira establecer una meseta de producción de unos 100.000 bbl/d en 2024 y para ello tiene que ampliar la planta a 18.000 metros cúbicos por día de despacho, que equivalen a 113.400 bbl/d. Un objetivo bastante real que hay a la vista.

La ampliación total de la PTC cuesta unos 25 millones de dólares y toda la cadena presupuestaria está en esa moneda estadounidense, lo que implica una fuerte inversión, luego de la devaluación del peso durante agosto pasado. No obstante, según se informó, los plazos de la obra se están respetando y en diciembre se habilitará una parte.

El cambio de escenario por la suba del precio internacional del crudo (el Brent toca los 80 dólares) genera mayor atención al shale oil de Vaca Muerta, más allá de la producción gasífera de otras áreas no convencionales, beneficiadas por el plan escalonado de subsidios a 7,5 dólares el millón de BTU. Este esquema, y con la posibilidad de que pasen a desarrollo las áreas Bandurria y La Amarga Chica, hacen crecer las posibilidades de duplicar la producción petrolera.

La empresa prevé, en un futuro, construir también dos PTC más chicas en esas dos áreas que complementan en bloque de Loma Campana, para optimizar los despachos.

Así las cosas, la era del petróleo en Vaca Muerta parece erigirse con fuerza, en la puerta de un 2019 donde el precio internacional aún no tiene un techo visible.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído