Empate con sabor amargo para el Rojo ante el Naranja

Independiente lo ganaba hasta los 46' del complemento, pero llegó la igualdad del Depo.

Antes del partido, era un buen resultado para Independiente. Sin embargo, por cómo se dio, terminó quedando un sabor amargo por ese 1 a 1 sobre el final ante Roca, ya que se le escaparon los tres puntos.

El partido se disputó en un campo de juego muy rápido a raíz del agua caída en la región.

Te puede interesar...

Roca salió a presionar arriba y al minuto tuvo la primera clara en los pies de un ex Cipo, Hugo Prietto, pero el remate débil lo contuvo Pontet, que volvió al arco de Independiente.

La visita se acomodó con el correr de los minutos y llevó el partido al terreno de la fricción que más le convenía, con un Brian Toro muy activo. Incluso, se animó con un par de intentos nítidos. A los 18, un tiro libre de Villacorta, tras varios cabezazos, encontró a López Quinteros, a quien lo trabaron justo. Y a los 20, Vergara conectó de manera defectuosa otro centro de Villacorta.

La pelota se la pasaba por el aire, pero cada centro era un riesgo en las dos áreas. A los 29, poco después de que todo Roca reclamara un penal, un buen tiro libre de Prioreschi se fue cerca de un palo.

En el tramo final del primer tiempo, el Naranja se vino con todo. Un cabezazo de Garavano que pegó en el palo y un mal despeje de Carmona que casi vence en su propia valla a Pontet fueron las más claras. El Rojo apostaba a la contra. Y una más para el local sobre la hora: Guajardo remató desviado y dio en la red del lado de afuera. La respuesta fue un cabezazo de Berra que exigió a Di Grazia.

Por momentos entretenido, por momentos luchado, así se fue el primer tiempo.

Las emociones

De entrada, Villacorta desvió un remate desde el borde del área. Al Rojo no le caía mal el empate, pero igual inquietaba de contra. A los 23, por ejemplo, un tiro cruzado de Jeldres casi abre el marcador.

El partido se hizo chato, pero Independiente confió siempre en ganarlo con una pelota parada. Así fue como a los 32 llegó un tiro libre para el equipo de Diego Trotta y Jonathan Valenzuela aplicó la ley del ex. Le pegó a media altura, cruzado, la pelota se cerró sin que nadie la tocara y se metió en el arco de Di Grazia para el 1 a 0 de Independiente.

Un baldazo de agua fría en el Maiolino y el Naranja que no reaccionaba. Los nervios se apoderaron del Depo y los hinchas comenzaron a cantar en contra del técnico Mauro Laspada, que empieza a ser resistido.

Cuando parecía que se le daba el triunfo a Independiente, llegó el empate de Roca por intermedio de Lincopán.

El resultado no le sirve de mucho a ninguno. A Roca porque necesitaba ganar y al Rojo porque se le escapó sobre el final.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído