El clima en Neuquén

icon
26° Temp
12% Hum
LMNeuquen turismo

En seis meses, la pandemia pegó duro en la economía neuquina

La crisis por el COVID generó la pérdida de más de 12.000 empleos en el sector privado, la mayoría de la actividad petrolera. Sólo en la capital bajaron sus persianas 700 comercios y el turismo resignó ingresos millonarios.

A seis meses de iniciada la cuarentena por la pandemia generada por el COVID-19, el escenario económico de la provincia es alarmante: miles de desempleados en el sector privado, cientos de comercios que bajaron sus persianas y pérdidas millonarias en actividades como el turismo.

Según el último registro del Ministerio de Trabajo de la Nación, que corresponde al primer semestre del año, en Neuquén se perdieron 11.900 puestos laborales (en febrero había 123.500 y en junio bajó a 111.600), a lo que hay que computar los datos de julio y agosto, con lo cual el número final superará largamente los 12.000.

Te puede interesar...

El sector petrolero es el más afectado, no sólo por despidos sino también por suspensiones, tope a los sueldos y una incertidumbre respecto a lo que ocurrirá en los próximos meses si la actividad hidrocarburífera no repunta.

Se calcula, según referentes de la industria, que la baja fue de unos 5000 puestos laborales de manera directa.

Un escenario muy complejo atraviesan también los trabajadores gastronómicos y hoteleros. Quienes están en convenio y por un acuerdo con la CGT reciben el 75% de sus salarios, pero en otros casos los empleadores debieron llegar a acuerdos particulares para sostener los puestos laborales o para desafectar personal.

La construcción es otra de las actividades que perdió muchos puestos de trabajo. A la fecha, según el Colegio de Arquitectos de Neuquén, se logró reactivar el 90% de las obras privadas que estaban en funcionamiento antes del inicio de la cuarentena, pero eso no alcanzó a absorber la totalidad de la mano de obra que quedó desocupada y que dependía, a través de la construcción, de manera directa e indirecta de la actividad petrolera.

villa la angostura lago.jpg

Comercios y turismo

Según la Asociación del Comercio Industria Producción y Afines de Neuquén (ACIPAN), antes de que se declarara la cuarentena el 20 de marzo en la ciudad habían cerrado 300 comercios y después se sumaron otros 400. El cálculo se toma a partir de la baja de licencias declaradas y se proyecta un porcentaje de cierres no informados.

A los números sobre locales comerciales en Neuquén capital se debe agregar la situación del interior de la provincia. En la zona turística cordillerana, tomando a San Martín de los Andes, Junín, Villa la Angostura y Pehuenia, la estimación es que unos 500 comercios bajaron sus persianas durante la pandemia.

Uno de los sectores más golpeados por la crisis en Neuquén es, sin lugar a dudas, el turismo. La segunda actividad económica de la provincia comenzó a funcionar en microrregiones pero eso no movió la aguja de esta economía, que necesita, al menos, la presencia de visitantes de la zona del Alto Valle para generar una reactivación.

Las pérdidas en lo que va de la pandemia son multimillonarias porque el sector no solo dejó de percibir lo que arroja la temporada en sí, sino también los fines de semana largos que no se pudieron explotar desde el punto de vista turístico. Y, además, los ingresos por fuera de los feriados, dado que en los principales destinos cordilleranos siempre se trabajó de manera diaria con una cantidad nada despreciable de visitantes de la región, el país y el extranjero.

Una proyección de los recursos, tomando como referencia los números oficiales de lo que generó la temporada 2019, que va del 1 de julio al 4 de agosto, más los mencionados fines de semana largos, da una pérdida aproximada para este año de unos 5000 millones de pesos.

Billetes-de-1000-pesos-mil-pesos.jpg

Cambia la ayuda de los ATP

El gobierno nacional redefinió la asistencia hacia las empresas, a través del Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP). Ahora se incorporará financiamiento para las compañías que registren una mejora interanual en la facturación, que podrán tramitar un crédito a tasa subsidiada del 15% y que deberá ser destinado al pago de los salarios.

Adicionalmente, el Estado continuará pagando hasta el equivalente a 1,5 Salario Mínimo Vital y Móvil ($25.312) de los haberes de los trabajadores del sector privado de las empresas cuya facturación haya caído en julio 2020 frente al mismo mes de 2019. El beneficio se dará sin importar si se encuentran en zonas de Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio o de Distanciamiento, dada la evolución de los indicadores sanitarios que muestran focos de contagio en varias provincias y/o ciudades del país.

Por otra parte, las actividades consideradas “críticas”, como el turismo, entretenimiento y cultura, salud y deportes, percibirán para sus empleados el salario complementario en todo el país por hasta el equivalente a dos salarios mínimo, vital y móvil ($33.750) hasta diciembre de este año.

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

60.402684563758% Me interesa
1.1185682326622% Me gusta
0.89485458612975% Me da igual
0.89485458612975% Me aburre
36.68903803132% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario