Encapuchados casi matan a la madre de la Sole

Entraron en su casa y le pegaron delante de las hijas de la cantante.

Santa Fe.- “Fue horrible el momento que pasaron mis hijas y mi mamá, pero gracias a Dios están todas bien”. Eran las 12:53 cuando la cantante Soledad Pastorutti escribió una serie de tuits que le sirvieron de catarsis después de la pesadilla que había vivido parte de su familia unas horas antes en Arequito. Pasada la edianoche, dos encapuchados se metieron a la casa de los padres de Soledad, robaron, amedrentaron a las hijas de la cantante y le pegaron a su madre, que terminó en el hospital. El asalto ocurrió alrededor de las 0:30 del domingo. Como la Sole estaba dando shows en el marco del Bicentenario de la Independencia, Griselda, su madre, se quedó al cuidado de sus nietas, Antonia y Regina. Las pequeñas presenciaron el robo, pero no sufrieron heridas. Todo sucedió en cuestión de minutos. Luego de recibir un golpe en la cabeza con la culata de un arma de fuego, la mujer fue reducida y obligada a entregar objetos de valor. Ella les dio todo el dinero y las joyas que tenía dentro de su domicilio. Los hombres, que todavía no pudieron ser identificados por la Justicia, estaban encapuchados y huyeron por el jardín delantero de la casa. “No pudieron robar casi nada... No había mucho para llevarse tampoco... Y la policía llegó inmediatamente... Se asustaron y escaparon...”, escribió Pastorutti en su cuenta de Twitter.

Griselda cuidaba de sus dos nietas. Recibió un culatazo en la cabeza y terminó en el hospital. Los ladrones se llevaron dinero y joyas.

Una hora después de la entradera, Regina se comunicó desde el hospital con la comisaría para hacer la denuncia. Mientras la mujer era atendida y le cosían la herida en la cabeza, uniformados se hicieron presente en su casa para constatar el hecho. “Eran dos tipos encapuchados y armados... Todo ocurrió en minutos... Yo pude enterarme casi en el momento...”, tuiteó la Sole, quien en principio no va a postergar ni interrumpir sus shows (el que iba a dar en Río Grande se reprogramó por cuestiones climáticas). La investigación quedó a cargo de la Comisaría 7ª de Arequito. “Mi mamá sufrió un golpe de arma en la cabeza, pero está bien... Lo que pasa es que luego de esta situación nada será igual, lógicamente...”. Lo peor para los Pastorutti ya había pasado.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído