Encontraron a un joven muerto en una plaza

Investigan las causas. Su hermana había desaparecido dos días antes.

Buenos aires. El matrimonio entre Sonia Martínez y Nicolás Benedit padeció un cambio rotundo y dramático a causa de la desaparición de la hija de él y la muerte del hijo de ella en hechos aislados con dos días de diferencia: el martes, Sara Benedit, de 14 años, estuvo desaparecida durante varias horas, mientras que el jueves Joaquín Martínez, de 21, apareció sin vida en una plaza en pleno Palermo, en un hecho todavía rodeado de confusión.

Aún se desconoce si el joven, estudiante universitario, perdió la vida por causas naturales o producto de algún tipo de ataque. Lo cierto es que el jueves, poco después de las 20, la Policía de la Ciudad confirmó a sus padres su fallecimiento y dejó un vacío en la familia imposible de llenar.

Te puede interesar...

La semana de la tragedia para el matrimonio se inició el martes a la tarde, cuando perdieron el rastro de la adolescente. “Fue todo parte de una chiquilinada que habían hecho Sara y Joaquín en casa. Antes de que ella fuera al colegio, el hermano le propuso que empezaran a tomar alcohol entre los dos. Joaquín nunca sale, no toma ni fuma, pero estaba con su hermana y quiso hacer eso”, relató Sonia. “Después de eso, Sara fue al colegio. Cuando llegó, la maestra vio su estado y le dijo que no podía quedarse en clase. Pero lo peor es que no nos llamaron a nosotros y la dejaron a la deriva en la calle”, completó.

Al no tener noticias de su hija, la familia inició la búsqueda con avisos en las redes sociales y una denuncia ante la policía. Pero antes de que los investigadores iniciaran la requisa, Sara apareció en la puerta de su casa. Se había quedado dormida en el portal de una casa del barrio de Almagro.

El pibe fue encontrado en una plaza, bajo un árbol, junto a restos de vómito y una bebida hidratante.

Esa misma noche, la policía encontró a Joaquín desvanecido y con una intoxicación alcohólica en la puerta de un supermercado en la avenida Santa Fe. La familia pensó que había recuperado la tranquilidad habitual en su vida. Pero esa sensación duró apenas 48 horas: notificaron al matrimonio de que Joaquín había muerto bajo un árbol, en una plaza en pleno Palermo y en un horario pico. El cuerpo del joven yacía en el piso, junto a restos de vómito y una botella de Gatorade. Sólo unos estudiantes lo habían visto antes deambular por la plaza y mostrar signos de jadeos.

“Mi hijo sufrió un golpe en la cabeza, pero no sabemos si alguien se lo provocó o con qué se lo hizo. Por eso pedimos a toda la gente que lo pudo haber visto que nos contacte”. Sonia Martínez. Madre de Joaquín, el joven que fue encontrado muerto

Policía mató a un ladrón de 20 años

Marcelo Rubén Navarro, de 20 años, fue asesinado en un supermercado chino de José C. Paz, en Buenos Aires, por un agente de la Policía Bonaerense que entró al comercio a comprar justo cuando el delincuente y otro pibe de 16 años asaltaban el lugar. “No bien se dio cuenta del robo, el policía dio la voz de alto, pero Navarro le apuntó con un arma y fue entonces que el agente sacó su pistola y le disparó”, explicaron algunos testigos. El malviviente recibió un impacto en el pecho y perdió la vida en el instante.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído