Entregan a pareja de abuelos y les roban la jubilación

Fue en pleno centro neuquino. Los amenazaron con armas y los ataron.

NEUQUÉN

“Viejo, ¿qué pasa?”, dijo Rosario cuando escuchó el golpe que un hombre armado le dio a su marido tras abrir la puerta de la casa. En apenas 20 minutos, tres jóvenes entraron a cara descubierta, los golpearon, los maniataron y les robaron más de 30 mil pesos que habían cobrado de jubilación.

Poco antes de las 20 del martes, Rosario preparaba la cena cuando observó por la ventana que unas personas se acercaban por el pasillo que va a la calle. La vivienda está ubicada en Carlos H. Rodríguez al 100, detrás de un local comercial que se encuentra en plena etapa de remodelación y donde supuestamente los albañiles que estaban trabajando fueron reducidos, aunque la Policía no encontró signos de violencia.

La mujer de 76 años le dijo a su marido: “¿Qué está pasando ahí?”. Al acercarse a la puerta, empujaron al hombre desde afuera. “No hago más que tocar la puerta y me ponen el revólver en la cara, me tiraron al suelo y me ataron con alambres”, recordó José, de 78 años, aún dolorido por los golpes recibidos. Destacó que le pusieron un pantalón en la cabeza para que no vea nada mientras otro de los ladrones fue a buscar a la mujer.

“¡Callate, vieja loca! ¿Dónde tenés la plata?”, dispararon los ladrones contra a Rosario, a quien llevaron desde la cocina al baño y luego hasta la habitación.

“En la pieza me ató más fuerte con otro alambre y me pusieron un almohadón arriba de la cabeza, y el tipo me decía “te voy a matar”. Decí que se fueron enseguida porque si no, yo me muero ahí”, explicó la abuela con la voz entrecortaba y con las lágrimas a flor de piel.

Uno de los jóvenes delincuentes revolvió toda la habitación hasta que encontró lo que habían ido a buscar.

En una caja en el piso del placard estaban guardados los 30 mil pesos de la jubilación que no habían podido depositar en el banco. “Era parte de nuestros sueldos, más anillos y collares de oro”, detalló la mujer, y resaltó que en la otra habitación habían preparado un saco y un par de zapatillas para llevárselos, pero se fueron corriendo y los dejaron.

Ambos suponen que una cuarta persona de campana y los alertó.

“Los albañiles dijeron que a ellos también los golpearon y maniataron, pero la Policía no encontró rastros en la obra”, confesó Rosario, sembrando así sus sospechas de que existió una entrega.

CIFRA 30 mil pesos de la jubilación. Los salvajes delincuentes les robaron el dinero que los abuelos habían cobrado el lunes. Se manejaron con soltura y a cara descubierta, por eso es que los investigadores sospechan de que se trató de una entrega.

Certeros

El delito impacta en la zona centro

En los últimos meses, las entraderas y robos en casas y departamentos de la zona céntrica de Neuquén se han incrementado. En mayo, un matrimonio fue asaltado por cuatro hombres: los maniataron y les robaron 5000 dólares y una netbook de su casa, ubicada en Sargento Cabral al 900.

A fines de julio, dos jóvenes abordaron a una mujer en una casa de calle Bouquet Roldán al 600. Tras golpearla y manosearla, le llevaron tecnología, prendas, calzado y 6 mil pesos.

La seguidilla de robos continuó en los edificios donde robaron más de siete departamentos a los que entraban tras barretearlos con un destornillador.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído