El clima en Neuquén

icon
25° Temp
27% Hum
LMNeuquen aislamiento

"Es importante hablar sobre qué se siente en el encierro"

Encuentro. El psicopedagogo Francisco Sevilla resalta el aprendizaje que el aislamiento obligatorio puede generar en las familias, niños y adolescentes.

Por Pablo Montanaro - montanarop@lmneuquen.com.ar

“Los aprendizajes significativos se dan muchas veces en contextos de crisis”, sostiene el psicopedagogo y especialista en educación, estudios interculturales, sexualidades y géneros, Francisco Sevilla, quien analiza esta reorganización familiar que incluye lo educativo y nuevos hábitos a partir del aislamiento preventivo y obligatorio como consecuencia del avance de la pandemia de coronavirus.

Te puede interesar...

—Los cambios que implica hacer clases virtuales, ¿pueden afectar la organización y aprendizaje de los chicos y adolescentes?

La situación de aislamiento ha obligado a un cambio en la diversificación y ampliación de los recursos didácticos, y en este caso específico a través de la inclusión de distintos soportes tecnológicos, y más específicamente programas y aulas denominadas entornos virtuales de aprendizaje. Esto modificó la relación, que es ahora más impersonal entre docente-alumnos y viceversa. Aún así, el desarrollo de los contenidos y su metodología de enseñanza sigue mediada por docentes.

—También aparece la situación de chicos que no están acostumbrados a estos formatos o bien no tienen acceso dada su situación socioeconómica.

Para la niñez, adolescencias y adultos no acostumbrados a estos formatos, las dificultades pueden estar mayormente en aspectos de organización y no referidos a lo cognitivo: contar con soportes tecnológicos en casa para recibir las clases, desarrollar en tiempo y forma sus tareas y enviar los trabajos requeridos, contar y organizar un espacio físico cómodo, organizar tiempos en franjas horarias similares a las instancias presenciales, entre otros. Los entornos virtuales de aprendizaje, y según la manera de presentar las clases, proponer actividades, responder inquietudes y evaluar todo el proceso, son herramientas que es necesario profundizar en sus usos más allá de lo coyuntural por esta pandemia.

—¿Cuáles serían sus recomendaciones para que la familia lleve adelante de la mejor manera posible esta situación de aislamiento?

En primer lugar, dialogar con los chicos sobre la comprensión de que lo cotidiano cambió de contexto pero ello no exime de responsabilidades, particularmente en lo escolar y el compromiso con el estudio. Además, acordar, organizar y respetar horarios: hora de levantarse, hora de estudiar, hora de trabajar, momentos de juegos, lecturas, tiempos de ocio y de descanso, tiempos de cuidado de la higiene personal, entre otros. Por último, intentar coordinar entre la institución educativa y la familia tiempos de desarrollo de actividades escolares, cumplimento y formas de presentación.

—¿Considera que este aislamiento obligatorio es ideal para el diálogo entre padres e hijos?

Es importante generar espacios de diálogo sobre cómo se sienten, qué se aprende en el aislamiento, poniendo en palabras el posible estrés de la situación de encierro. Trabajar sobre la necesidad de limitación de acceso al exceso de información, tratando de profundizar en información de fuentes confiables y fidedignas. También se puede aprovechar para dialogar, informar, prevenir y cómo denunciar situaciones como cyberbullying o acoso virtual, sexting o bullying sexual, que es cualquier tipo de violencia física, psicológica o simbólica que implique discriminación hacia una persona o grupo de personas por su identidad de género, expresión de género y orientación sexual. Siempre desde el principio del cuidado a uno mismo y hacia los demás.

—Según las condiciones socioeconómicas de las familias, el cumplimiento del encierro puede ser diferente, ¿eso puede generar situaciones de violencia?

Es preciso preguntarse cómo podemos promover la convivencia en el interior de los hogares en estas circunstancias, cómo cuidar la salud mental de quienes conviven en el encierro. La cultura es lo que nos atraviesa en nuestra historia de vida como sujetos sociales, con interacciones casi permanentes y con rutinas que de alguna manera organizan parte de nuestra cotidianidad. Cuando esa cotidianidad se trastoca, por limitaciones como el actual aislamiento pueden llegar a generarse, según los especialistas: aburrimiento, ansiedad e irritación. La situación de irritación que pueden generar hechos de violencia, no solo física, sino también psicológica y simbólica, estarán dados en la medida que no logremos afrontar esos conflictos a través de la autorreflexión y el diálogo, poniendo en palabras el malestar por el agobio de la situación de encierro.

—¿Qué enseñanzas puede dejar este aislamiento en la familia y en los chicos?

Los aprendizajes significativos se dan muchas veces en contextos de crisis, donde a veces también aprender puede generar cuestiones de displacer o simplemente falta de deseo respecto a contenidos escolarizados no articulados o en interacción con la realidad cotidiana. Debemos tender a generar espacios saludables física, psíquica y socialmente, que propicien el cuidado de la salud integral, es tiempo de cuidarse y ser consciente de uno mismo, para cuidar al otro y al mundo. Como dice el filósofo y sociólogo francés Edgar Morín: “Aprender no es apropiarse de la verdad, sino dialogar con la incertidumbre”.

Recuadro-página-6.jpg

LEÉ MÁS

"Estamos preparados para el peor escenario"

Andrés Gallardo, infectólogo: "Si el 60% hiciera caso, el coronavirus podría frenarse"

"Asustan la incertidumbre y la información falsa"

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario