El clima en Neuquén

icon
26° Temp
29% Hum
La Mañana Maru

De qué trabaja el marido de Maru Botana, Bernardo Solá: hace 25 años que están juntos y tienen 8 hijos

La pareja de la cocinera siempre se mantuvo en el perfil bajo, por lo que sorprendió cuando se dio a conocer a qué se dedica.

Hace más de 25 años que Bernardo Solá logró conquistar el corazón de Maru Botana. Pese a la alta exposición que su esposa ganó en estos años, él siempre prefirió mantenerse a la sombra para dejarla brillar. Ahora, se dio a conocer a qué se dedica.

Corría el año 1997 cuando nació el amor entre Bernardo Solá y Maru Botana, el amor fue tan fuerte que rápidamente decidieron casarse y comenzar a formar una familia juntos. Fue así como llegaron sus hijos para terminar de afianzar el matrimonio.

En total, fueron 8 los hijos que tuvieron: Agustín, Lucía, Matías, Sofía, Santiago, Juan Ignacio, María Inés y Facundo, quien con sólo 6 meses de vida falleció de muerte súbita. Sin embargo, pese a que algunos de ellos ya comenzó a forjar su camino basado en la popularidad en redes sociales, él se mantiene firme en su postura de perfil bajo.

Maru-Botana-Bernardo-Solá.jpg

Es que Bernardo Solá se desempeña como ingeniero agrónomo, por lo que dedica gran parte de su tiempo a su profesión. Es por eso que jamás la interesó el camino de la fama y siempre prefirió resguardarse para gastar su energía en lo que más le gusta hacer.

Tan es así, que a lo largo de los años, son contadas con las manos las veces que se conoció la voz de él por hablar en público. Sin embargo, cuando lo hizo en un programa de Susana Giménez, expuso que tiene una cierta sensibilidad que enamoró a Maru Botana: “Me conquistó por la comida y por muchas otras cosas más”.

Maru-Botana-Bernardo-Solá-1.jpg

Además, en aquella oportunidad reveló cómo fue que la vida los unió: “Yo soy amigo del hermano, estudiábamos juntos en la facultad y de a poquito nos fuimos conociendo”. Por su parte, más acostumbrada a los medios, Maru Botana expuso una intimidad de la relación: “Él me corrió por un estacionamiento y se me hizo el guapo”.

Por lo pronto, el paso de los años no ha logrado desenfocar a Bernardo Solá, quien jamás intentó meterse en el mundo de la exposición. Es por eso que se mantuvo siempre aferrado a su labor como ingeniero agrónomo para no perder el enfoque que le puso a su vida desde muy joven.

Te puede interesar...

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario