El clima en Neuquén

icon
Temp
70% Hum
La Mañana Gran Hermano

Gran Hermano, mano a mano: ¿Catalina o Furia?

Virginia, Paloma, Florencia, Zoe y Federico fueron los salvados por el público en Gran Hermano. El lunes Catalina o Furia se va de la casa más famosa del país.

Gran Hermano vive una de las noches de eliminación más intensas de todas las ediciones. Es que pese a que hay 7 participantes en placa de nominados, la atención solo está centrada en dos jugadoras: Catalina y Juliana. La llegada de Walter "Alfa" Santiago revolucionó la casa más famosa del país a tal punto que la amistad entre la pediatra y la doble de riesgo se quebró de manera definitiva. Durante la semana ambas hermanitas se dijeron de todo y hasta esperan enfrentarse en un mano a mano el próximo lunes.

"Esperaba salir, pero no tan rápido", dijo Virginia que se convirtió en la primera salvada de la noche con la menor cantidad de votos. "Yo no tengo ni idea quién me votó" había dicho la standupera en la cena de nominados de la noche del sábado. La rubia oriunda de La Plata fue la menos votada de la placa numerosa.

Paloma se convirtió en la segunda salvada de la noche. “Estoy feliz”, reconoció la rubia que por segunda semana consecutiva logra ser una de las menos votadas por el público que obtuvo apenas el 1.1% de los votos negativos.

Minutos antes de las 23 y con más de 20 puntos de rating, Del Moro anunció que Florencia se convertía en la tercera y nueva salvada por el público con el 1.4% de los votos dejando así a Catalina, Federico, Juliana y Zoe en la recta final. Zoe se convirtió en la cuarta salvada. La rubia se mostró feliz por la decisión del público. “La casa te enseña un montón”, dijo la participante que sigue en carrera con el 7%.

Finalmente y, pasada la medianoche, Santiago anunció que con el 13% de los votos Federico se convertía en el último salvado. Así el mano a mano tal cual se especuló desde la noche de la eliminación quedó entre Catalina y Juliana.

image.png

EL PEDIDO EN EL CONFESIONARIO DE LOS NOMINADOS

Catalina fue la primera en entrar al confesionario para explicar sus motivos para quedarse. “Demostré los valores que tengo. Fui fiel a la persona que soy. Si la gente vio todo, vio que me traicionaron. Creo que soy una gran líder. Lo único que quiero es que Federico y Zoe fueran salvados”, dijo la pediatra en su minuto con el público. Antes de despedirse del confesionario, el Big le preguntó quién quería que fuera el jugador eliminado a lo que, sin vueltas, dijo Juliana.

Luego fue el turno de Zoe quien nuevamente en el confesionario se mostró feliz por estar dentro de la casa más famosa del país y reconoció que quiere que Juliana sea la nueva eliminada. “Me gustaría quedarme porque estoy hace bastante tiempo. De todas maneras estoy agradecida por el acompañamiento del público. En esta segunda etapa del juego considero que di todo en la competencia”, explicó al público.

“Estoy desde el 11 de diciembre y no me gustaría irme en este momento. Estoy en una emboscada porque jugué. Estoy tratando de sobrevivir y tengo a Emma que no me ha dejado sola en esta semana”, dijo Juliana en su minuto en el confesionario.

“Sé difícil de vencer”, concluyó la doble de riesgo que reconoció que le dolería que se fuera Zoe y no así Manzana. De hecho, sostuvo que en un mano a mano prefiere que se vaya Manzana y no Catalina aunque de quedarse la pediatra tendría que recomponer la relación que se quebró.

Federico, el último en entrar al confesionario, consideró que los cuatro son “grandes jugadores” y pidió el apoyo del público para expulsar a Juliana. “No me quiero ir, tengo más para ofrecer”, dijo el jugador que hace más de un mes que no está nominado.

Te puede interesar...

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario