"Estoy para jugar, pero voy a sumar de donde me toque"

El arquero Nicolás Caprio ya entrenó en La Visera, pero no debutaría el domingo ante Roca. "Llego a un plantel armado", reconoció.

Cipolletti. Rápidamente, Nicolás Caprio buscó correrse de la escena. Es consciente de que todo se dio de manera “muy rara y veloz”, pero no quiere generar focos de conflicto dentro de un plantel que se había armado sin él.

“Vengo a sumar desde donde me toque. Estoy para jugar porque venía entrenando con Ferro de Pico hace 20 días en pretemporada, pero también sé que llegó a un plantel armado”, resumió al término de sus primeros movimientos en La Visera.

Te puede interesar...

Hoy estará firmando su contrato con el Albinegro, pero ayer se movió en lo físico y el técnico lo mantuvo al margen del extenso 11 contra 11 que los titulares del domingo ante Deportivo Roca empataron sin goles ante dos formaciones diferentes.

“Llegué anoche desde La Pampa y Víctor (Zwenger) prefirió que me recupere bien antes de arriesgar. Estoy feliz, más allá de lo deportivo había una situación familiar que me hacía desear jugar en la zona. Ni hablar de Cipo, cuando me llamaron se desencadenó todo”, amplió.

El lunes fue el primer contacto con característica local que recibió al celular. Sin contrato firmado con el Verde, el acuerdo de palabra lo mantenía alerta en plena pretemporada, pero tampoco fue sencillo destrabar la situación.

“Soy consciente que a los dirigentes de Ferro no les cayó bien. Tuvimos una reunión el martes en la que dimos nuestra postura, pero yo quería venirme para acá. Lo familiar era clave para mí y lo económico quedó en un segundo plano”, relató sus últimas horas en el mercado de pases.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído