Facebook crea Lifestage para derrotar a Snapchat

Es una app de stickers y videos destinada a menores de 21 años.

En noviembre de 2013, un joven de 23 años rechazó 3000 millones de dólares. Even Spiegel, cofundador y de CEO de una compañía que ya despuntaba, se negó a vender su aplicación, Snapchat, al gigante de las redes sociales, Facebook. Mark Zuckerberg había comprado Instagram por 1000 millones un año antes y Whatsapp unos meses después por la misma oferta que a Spiegel. Pero, desde entonces, Snapchat no paró de crecer: vale más de 20.000 millones de dólares y tiene unos 125 millones de usuarios, en su mayoría menores de 30 años.

Zuckerberg quiso comprar Snapchat en 2013 por 3000 millones de dólares, pero no se la vendieron.

Desde aquel 2013, Facebook sigue buscando la forma de llegar a esos usuarios jóvenes que Snapchat le arrebata. Por eso acaba de lanzar Lifestage, una aplicación exclusiva para adolescentes basada en los videos efímeros y los stickers, cuyo creador, Michael Sayman, hoy cumple 20 años. Por el momento, sólo está disponible en EE.UU. y para iOS, aunque no demorará en sumarse a Android y llegar a la Argentina.

La primera pregunta para acceder a la app ilustra el objetivo: “¿En qué año naciste?”. Si la respuesta supera los 21 años, no podrás usar esta app (sólo hacer un perfil aunque sin ver el de otros ni interactuar). Luego, tenés elegir el colegio o instituto en el que estudiás, porque el propósito es que los usuarios conecten y estén al tanto de lo que ocurre con sus compañeros de clase o curso.

La siguiente fase es hacerse un perfil. Lifestage tiene una particularidad, no admite imágenes ni texto, únicamente videos. Este rasgo cuadra con la obsesión actual de Zuckerberg: que el video esté en sus plataformas como el corazón de todas las aplicaciones y servicios. Así, en la presentación tiene que estar el usuario con una cara sonriente. Y añadir dos videos: uno con algo que le gusta y otro con algo que le disgusta. Estos videos son fijos, no desaparecen, como sí lo hará el resto de los que se vayan creando en la app.

El sistema de uso es sencillo: te proponen preguntas que vas contestando con pequeños videos. Cuantos más hagas, más preguntas irán apareciendo. Además, también hay una clasificación de usuarios -de tus contactos- donde se muestran los más y los menos activos. Al mismo tiempo, también tiene apartados a donde ir subiendo nuevos videos: colegio, casa, música, gente, cómo lo hago, comida, reacciones o mío. Todos son etiquetas que la aplicación propone para que categorizar los videos.

Como se puede concluir, se trata, básicamente, de estudiantes contando su vida en videos. Por eso es Lifestage, o “tu vida en escena” como sería su traducción.

Sólo videos y stickers
Para comunicarse pero sin hablar

No se podrá hablar a través de Lifestage. “Mis amigos y yo tenemos muchísimas aplicaciones de mensajes que ya usamos y que nos encantan. Entonces, ¿para qué tener otra? Me parecía un fastidio”, explicó Michael Sayman, su creador. Lifestage propone varias opciones para comunicarse: Instagram o el propio Snapchat (este acceso directo es el argumento que utilizó Facebook para explicar que no se trata de hundir la otra app). “Pienso en Snapchat como un gran competidor. Ellos tienen un producto genial y tenemos mucho que aprender de ellos”, dijo Sayman.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído