Fallo benefició a un policía denunciado por violencia

Una mujer fue obligada por la Justicia a cumplir el régimen de visitas que tiene su hija con el papá, un agente neuquino que habría intentado matarlas.

Neuquén.- “Pretenden que una criatura de cuatro años esté a solas con el padre que intentó matarla con su arma reglamentaria”, gritó Jésica Arroyo entre sollozos. La Justicia la obligó a que cumpla con el régimen de visitas que tiene el padre de su hija. En ese marco, la mujer denunció a su ex pareja, que es policía, por violencia de género.

Jésica es una docente de 31 años y tiene dos hijas de 11 y 4. Por la más chica es que la Justicia le llamó la atención ante el incumplimiento de contacto con el padre.

“Yo lo denuncié a él por violencia, porque intentó matarnos a mí y a las nenas con el arma reglamentaria. Me animé a contarlo porque me dejaron en la calle”, contó el jueves Jésica tras escuchar el fallo de la Justicia.

“En ningún momento, desde que me animé a denunciar, han escuchado a mis hijas. Todos los que intervinieron, en lugar de protegernos, nos están poniendo al alcance de este tipo para que nos mate”, exclamó la joven madre.

La abogada de Jésica, Gisella Moreira, anticipó que apelará la resolución. “Es un caso gravísimo. Dicen que durante tres meses Jésica no dejó que vea a la niña, cuando el padre nunca fue a buscarla”. Ayer, Jésica se reunió con la Multisectorial de Mujeres de Neuquén para exigir que se dé marcha atrás con la resolución judicial y pide que se escuche su voz.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído