Fiscal: "Con el suicidio, el músico quiso silenciarlas"

Andrés Azar adelantó que escuchará a todas las víctimas. Son unas 15.

Luis Gingins, el reconocido músico neuquino de 69 años, no soportó el escrache social en su contra tras la denuncia por violar a una niña de 10 años y se suicidó. De esa forma, escapó de un juicio oral y quiso silenciar a sus víctimas. Pese a ello, la fiscalía las entrevistará a todas, les tomará su testimonio y les explicará que la causa judicial se va a archivar porque murió el autor de los hechos.

Te puede interesar...

Así lo confió a LM Neuquén el fiscal de Delitos Sexuales, Andrés Azar, tras la noticia del suicidio del músico, que fue a plena luz del día en una plaza del barrio Centro Este (ver aparte). Además, detalló que la causa contaba con dos denuncias por violación y que sabían de la existencia de más víctimas, quienes iban a acercarse para sumar su testimonio.

“Por lo que hablamos con la abogada de las víctimas, sabemos que hay entre 10 y 15 testimonios que denuncian a este hombre como quien abusó de ellas y que con su suicidio intentó silenciarlas”, señaló Azar quien agregó que “todas serán citadas en fiscalía, les tomaremos declaración y les explicaremos los pasos a seguir en la causa”.

Si bien la causa se archivará, existe la posibilidad de un “juicio de la verdad”. Se trata de proceso similar a los juicios normales, aunque sin la presencia del acusado, en este caso por el suicidio.

Antes del suicidio del músico, fueron muchas las jóvenes que estaban dispuestas a denunciarlo por haber sido víctimas de sus abusos cuando eran niñas.

Dos denuncias por violación

“Nos tenía completamente sobornadas y manipuladas, nos compraba golosinas, nos dejaba conducir su auto, entre otras cosas”, confió una joven de 23 años, quien, en 2019, denunció a Gingis por abusarla cuando ella tenía 10.

A su testimonio se sumó el de otra mujer, cuyo relato era muy similar. Este diario pudo conocer que el músico atacaba a niñas de entre 9 y 12 años. Las manoseaba en sus partes íntimas, las obligaba a tocarlo o a practicarle sexo oral e incluso les hacía ver pornografía.

Sus actos configuraban delitos de abuso simple, abuso sexual con acceso carnal y facilitación de material pornográfico a menores de 14 años; cuya sumatoria tenía una expectativa de pena muy elevada.

Se mató en una plaza céntrica

El martes, alrededor de las 15, Luis Gingins se disparó en la cabeza con un arma de fuego dentro de su auto, un Peugot 206, que había estacionado al costado de una plaza, en calle Carlos H. Rodríguez al 1500.

El hecho sorprendió a los vecinos del barrio, quienes alertaron a personal policial y se envió un móvil hasta el lugar. Además, acudió personal médico, que trasladó de urgencia al hombre al hospital Castro Rendón, donde falleció pasadas las 19.

LM Neuquén pudo conocer que, antes de quitarse la vida, el músico denunciado envió un audio a algunos familiares, en el que les pidió “perdón por haberles hecho tanto daño” y decía que esperaba que Dios pudiera perdonarlo por sus actos.

148-provincial.jpg

LEÉ MÁS

Manoseó a una joven en el colectivo y fue demorado

Camión chocó con el puente ferroviario y perdió un trailer

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído