Fue preso 17 años por ser parecido al asesino real

El estadounidense Richard Anthony fue condenado porque el criminal era idéntico a él.

Richard Anthony Jones fue puesto en libertad a fines de 2017 después de estar preso 17 años en una cárcel de Kansas. El crimen por el que fue acusado nunca lo cometió. El autor del mismo es un hombre idéntico a él. La semejanza lo llevó a perder su libertad. Ese fue su crimen.

En 1999, Jones fue detenido por haber cometido un robo en un parque. Lo condenaron a 19 años de prisión a pesar que siempre gritó su inocencia. De nada valió. Varios testigos lo reconocieron como el autor del delito. Pero nunca encontraron pruebas de ADN o huellas dactilares que demostraran que él hubiera estado en el lugar. Durante el juicio, los abogados de Jones demostraron que su cliente estaba con su novia y su familia en el momento en que se cometió el robo. Después se comprobaría que el verdadero delincuente vivía cerca de la escena del crimen, en Kansas City. Pero algo para el inocente fue fatal: uno de los testigos oculares dijo que Jones era el autor del robo. Identificó su rostro entre seis fotografías que le mostró la Policía. Poco tiempo después de entrar a la cárcel, muchos reclusos se acercaron a él confundiéndolo con otro preso. Un tal Ricky. No sólo era igual físicamente sino que hasta compartían el nombre de pila.

Te puede interesar...

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído