Gaido confirmó que el martes se firmará el contrato de concesión con EPAS

El jefe comunal calificó de "histórico" el acuerdo que permitirá al ente regularizar la prestación del servicio de agua y el tratamiento de líquidos cloacales en la ciudad de Neuquén.

El contrato de concesión con el EPAS es el pan debajo del brazo con el que Mariano Gaido desembarcó en la Municipalidad de la ciudad. El martes, formalizará la firma junto al titular de la contraparte, Mauro Millán. Así lo anunció ayer el intendente, que lleva seis semanas y media en el poder.

El intendente convocó a “dejar atrás la crítica y la actitud de poner la responsabilidad en el otro”.

Te puede interesar...

Enfatizó, luego, que “tenemos que trabajar en equipo el gobierno provincial y el gobierno municipal entendiendo que el EPAS tiene que prestar un mejor servicio”.

Cuatro días antes de la cita a la firma, el intendente confirmó el acto de forma oficial. Estuvo toda la semana planificando la presentación.

“Vamos a firmar ese convenio para que la ciudad tenga la posibilidad de trabajar, para que se resuelvan los problemas de fondo”, proclamó Gaido.

“Tenemos un programa de inversiones que lo va a implementar el EPAS y, trabajando en conjunto Municipalidad y Provincia, se volcarán los fondos necesarios en obras esenciales para la capital neuquina”, entonó a modo de promesa.

¿Qué cambió para el avance rápido de la firma?, le preguntó este diario días atrás a Millán. “La voluntad política”, dijo el funcionario. “El texto es el mismo del contrato de concesión que trabajamos con la gestión anterior y en el que no pudimos avanzar”, añadió.

Los votos fungieron como llave maestra para entrar a la Intendencia. Dado ese paso, Gaido sacó de entre las carpetas de la campaña una decorada con un gran moño: contenía el contrato de concesión del agua y saneamiento de la ciudad al ente provincial.

Es el mismo que se resistió a firmar el ex intendente Horacio Pechi Quiroga porque en la conformación de la estructura para la administración de los servicios de la ciudad contemplaba un representante gremial.

La relación contractual entre la comuna y el EPAS es uno de los temas pendientes con décadas de retroactividad. Desde que el MPN perdió la Municipalidad, en 1999, está latente. Hasta ahí había funcionado sin cuestionamientos sin contrato. Esa condición no cambió hasta ahora, lo que si hubo entre medio fue una serie de batallas políticas sobre el escenario del agua y el saneamiento de la comuna capitalina.

El primer intendente del MPN en 20 años llegó al cargo con la negociación cerrada con el ente que preside Millán, también del MPN. El EPAS tenía el contrato redactado desde hacía bastante tiempo. Esperó que lo firmara la gestión anterior. El martes se concretará finalmente el acto.

Los servicios de agua y saneamiento los presta el EPAS en la ciudad históricamente. Lo que va a cambiar desde ahora es que habrá un marco jurídico que contemplará las obligaciones a cumplir por el prestador y el concedente. Hasta ahora reinó un vacío legal en esa materia. A eso le adjudican muchos la multiplicidad de problemas que se presentan con el agua y el saneamiento en la ciudad.

Las calles desbordadas de líquidos cloacales cualquier día y a toda hora son el sello del fracaso de la gestión en los términos concebidos hasta el momento.

EPAS.jpg

LEÉ MÁS

El contrato con el EPAS es el mismo que rechazó Pechi

El contrato del EPAS incluye el vertido cero a los ríos

Contrato con el EPAS permitirá mejorar las calles

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído