"Gilda me inspira a mí a cumplir mis sueños"

Natalia oreiro. En su piel. La actriz habla de su interpretación de Gilda en el film que se estrena el jueves, de su fanatismo, sus ensayos para cantar como ella y de su emoción por haberse quedado con el papel.

Paula Bistagnino

Especial

El Hard Rock Café de Buenos Aires está lleno de medios a la espera de la llegada de Natalia Oreiro. Incluso hay enviados de Rusia y República Checa. Es que no sólo la actriz y cantante uruguaya es una celebridad allá, sino que además a través de ella el fenómeno generado alrededor de Miriam Alejandra Bianchi, Gilda, la cantante de cumbia que el 7 de septiembre de 1996 perdió la vida en un choque frontal contra un camión, a los 34 años -también murieron su hija mayor, su madre, tres músicos de su banda y el chofer; sólo su hijo menor, Fabrizio, sobrevivió-. “Estoy muy emocionada. Yo soy una fan confesa de Gilda y hace más de 15 años que soñaba con esto”, dice la actriz y cantante, conmovida con ver su sueño hecho realidad”.

¿Qué fue lo más difícil de hacer a Gilda?

Además de mi fanatismo por ella, hacer a alguien que existió y que era y es tan querida por tanta gente… No existe nadie en el país que no sepa cómo era y cómo cantaba Gilda. Por lo que fue un proceso muy intenso en varios aspectos y fueron muchos meses de preparación, escucharla y ensayar. Porque hice todos los temas. Necesitaba entender su color, su respiración, su forma de frasear, de moverse. Ella tenía una forma muy particular de interpretar, porque su diferencia era que no era como cualquier cantante de cumbia. A ella le gustaba mucho el rock y lo melódico.

Y en lo estético, el parecido que lograron es impresionante.

Sí, porque además es lo primero que el espectador ve y entonces había que recrear el aspecto de Gilda. Además del trabajo fundamental con el director de luz y de vestuario. Pero además, para parecerme a ella me puse a entrenar para acercarme en el cuerpo, porque ella era muy flaquita. Pero creo que lo más difícil para mí fue la Gilda que no es conocida, que es donde se planta la película. Creo que lo que más ayudó a que se logre fue el trabajo que la directora y todos hicimos para conocerla y entenderla. Y entender así la luz que ella tenía. La mirada para mí era lo más importante, que es desde donde construyo todos los personajes. Si uno logra transmitir en la mirada el alma del personaje, tenés un gran porcentaje de posibilidades de lograrlo.

¿Qué fue lo que quisiste entender de Gilda?

La película no sólo atraviesa su éxito y todas las canciones que queremos escuchar, sino que cuenta también a la mujer, la madre, la esposa y la maestra jardinera que con una vida consolidada a los 30 años, con una matrimonio, dos hijos y un trabajo estable, decide darle un giro de 180 grados a su vida y romper prejuicios tanto familiares como sociales y dedicarse a la música y a la cumbia en particular.

¿Cómo fue el proceso con la familia de Gilda y en particular con su hijo, Fabrizio, único sobreviviente del accidente?

Para mí era muy importante el respeto hacia la familia y hacia Fabrizio. Era muy difícil transmitir verdad y sentimiento.

¿Cuándo comenzó tu admiración por Gilda?

Le tengo mucho respeto a ella y sobre todo como compositora. Lo primero que me llegó de ella fueron sus letras. Siempre me reconocí mucho en lo que ella escribía y como admiradora fue difícil cantarla. Porque yo la había hecho pero como Natalia… Fue una decisión arriesgada interpretarla y no doblarla, pero iba a ser raro. Nos llevó mucho tiempo cada canción y creo que no hice este trabajo para ningún personaje en mi vida.

¿El fanatismo por Gilda de tu personaje en Muñeca brava, lo incorporaste vos al guion?

Sí, cuando hice Muñeca brava, el personaje iba a la bailanta y yo quise bailar Gilda. Y mi personaje dormía con una remera de Gilda y eso también lo decidí yo, como cuando íbamos por la ruta y pasamos por el santuario, yo pedí que nos bajáramos a filmar… A mí ella me inspira mucho a creer en mí. Era una persona que sobre el escenario alentaba a los demás a creer en sus sueños. Y si bien no todos los sueños son posibles, el hecho de intentarlos solamente y levantarse todos los días con una motivación hace que la vida sea un mejor lugar para transitarla. A mí me llevó más de 15 años cumplir este sueño. Y llegó en el momento justo, porque antes no tenía la experiencia ni la edad y ahora ya me estoy poniendo vieja.

¿Sentiste vos alguna vez esos nervios de salir a cantar?

Sí, yo tuve pánico cuando canté por primera vez. Cuando presenté “Tu veneno” en el Gran Rex me acuerdo de que fui al baño y buscaba un agujero por donde escaparme porque no sabía que estaba haciendo ahí. Tengo un camino en la actuación y siempre la música fue para mí algo hermoso, pero desde la actuación. Me encanta actuar y cantar. Pero cuando me tengo que subir al escenario sólo como cantante es terrible. Pero en casa también sucede (dice por su marido, Ricardo Mollo), así que me relajo un poco.

¿Se viene un show de Natalia Oreiro con el repertorio de Gilda?

La canto siempre en mi repertorio en mis giras por Rusia. Los rusos cantan y bailan un par de temas de Gilda bajo la nieve en Siberia y es hermoso. Existe esa posibilidad, sí, y entiendo que la gente tiene ganas de escucharlo. Pero ya vendrá, ahora estoy disfrutando de esto. No me quiero adelantar, porque con los años aprendí a disfrutar del presente y, si no, me lo pierdo.

No me arrepiento de este amor

Dirigida por la documentalista Lorena Muñoz, que debuta con su primer largo de ficción, la película navega por los seis años previos al accidente, desde que Myriam Alejandra Bianchi decidió dar un volantazo a su vida tranquila como maestra jardinera en Villa Devoto y madre de dos niños para luchar por su sueño de juventud: ser cantante de cumbia. Para eso, tuvo que enfrentarse a los prejuicios de su familia, el machismo de su marido y el rechazo del ambiente bailantero. Pero lo hizo, no sin sufrir, y se abrió paso hasta llegar a ser la número uno. La muerte llegó en su mejor momento y dejó a cientos de miles de fanáticos que siguen adorándola. Además del gran trabajo documental con las amigas de Gilda, su viudo y su hijo, entre otros familiares y allegados, los músicos sobrevivientes y el hijo de uno de los fallecidos actúan en la película.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído