Golpeó, amenazó y tuvo en cautiverio a su pareja y al hijo

Violencia de género. Ocurrió en el Z1. El hombre hasta amagó con quemarlos.

Neuquén.- Un joven de 29 años se encerró con su pareja y su hijo en la casa que compartían en Z1 y durante 13 horas los mantuvo en cautiverio, rehenes de sus escalofriantes amenazas de muerte y golpes constantes. Para cuando familiares, vecinos y efectivos policiales llegaron a detenerlo, él tenía a la mujer contra una pared, sosteniéndole un cuchillo en el cuello. Ese es sólo el comienzo del aberrante hecho por el que la Justicia lo acusó.

El miércoles se realizó una audiencia en la que la jueza Mara Suste avaló el pedido de la fiscal Carolina Mauri y acusó al joven por privación ilegítima de la libertad, agravada por ser cometido con violencia y amenazas y contra una persona a la que se le debe un respeto particular, y desobediencia a una orden judicial y amenazas.

Además, la magistrada fijó un plazo de investigación de cuatro meses y le dictó al acusado, por igual período de tiempo, una prohibición para ejercer cualquier tipo de acto intimidatorio o de violencia hacia la víctima.

El hecho ocurrió el 27 de diciembre, en la vivienda que por ese entonces la familia compartía en el barrio Z1. A las 12, el joven comenzó a golpear todo lo que encontró a su paso en la casa, razón por la cual la víctima salió en busca de ayuda. Sin embargo, él la alcanzó cuando estaba en el portón, la agarró del cuello, la golpeó y pateó hasta hacerla ingresar nuevamente a la vivienda.

Una vez adentro, el agresor procuró cerrar todas las puertas con llave, incluso una reja, y durante 13 horas impidió que la víctima saliera de la casa, amenazándola con un cuchillo constantemente.

En esas interminables horas que duró el cautiverio, el acusado la golpeó reiteradamente en distintas partes del cuerpo.

También la amenazó de muerte al apoyarle un cuchillo en el cuello y al mostrarle un aerosol y un encendedor con los que dijo que iba a prenderle fuego.

El agresor no dejó nada librado al azar y se ocupó de romper el celular de su pareja contra una pared, para evitar que pudiera comunicarse con alguien.

Pero la víctima golpeó con fuerza la pared lindante con su vecina, quien decidió no ignorar los gritos y alertó tanto a la Policía como a sus familiares, que residían a escasos metros.

Finalmente, todos llegaron al lugar y observaron a través de una ventana a la joven, arrinconada contra una pared, mientras el acusado sostenía un cuchillo en su cuello. Fue necesario romper una puerta para ingresar a la casa.

Días después, y ya con una restricción de acercamiento, el joven continuó amenazando de muerte a la víctima a través de mensajes, ejerciendo violencia psicológica.

Lo acusaron por privación ilegítima de la libertad, agravada por violencia y amenazas.

13 horas interminables estuvieron cautivos

Durante ese período, el hombre la golpeó constantemente y la amenazó de muerte, primero apoyándole un cuchillo en el cuello y luego, con un aerosol y un encendedor, le dijo que los iba a prender fuego.

144

LEÉ MÁS

Histórico fallo en Cipo por un caso de "porno venganza"

Femicidio en Plottier: "La maté y tiré las cosas al río"

Neuquén adhirió al plan nacional contra la violencia de género

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído