Gutiérrez lanza un plan para impulsar la producción y el desarrollo industrial

El gobernador dispuso la puesta en marcha de un plan productivo provincial que prioriza la diversificación y el desarrollo industrial. Prevé duplicar la superficie bajo riego, aumentando las más de 20 mil hectáreas actuales a 50 mil.

El gobernador Omar Gutiérrez impulsa un plan productivo provincial que prevé duplicar la superficie bajo riego en la provincia, llevándola de más de 20 mil hectáreas a 50 mil, generar valor agregado a la producción, triplicar la participación de los sectores productivos e industriales en el PBG provincial y desarrollar una agresiva política industrial.

El plan avanzará en la sistematización de tierras sobre el río Limay, entre Senillosa y Picún Leufú, nuevas áreas sobre el río Neuquén, San Patricio del Chañar, Añelo, Sauzal Bonito y Bajada del Agrio, la región sureste del Lago Mari Menuco, la semimeseta hasta Centenario y la región comprendida entre Arroyito y Challacó. Además, se incorporarán la margen sur del río Colorado entre Octavio Pico y Pata Mora y diversos valles en Chos Malal, la Cuenca del Agrio, El Sauce y Paso Aguerre, Santo Tomás y Zapala.

"Hay que trabajar para diversificar la actividad económica provincial", sostuvo el gobernador.

El programa de desarrollo incluye a la fruticultura, ganadería, psicultura, horticultura, forestación e industria. Para cada sector, el plan propone metas específicas de desarrollo.

El trabajo consistirá en diseñar y construir canales para la captación, conducción y almacenamiento de agua superficial, adaptados para el suministro de agua a sistemas de bombeo, identificar áreas para riego por pivotes, con fines agrícolas y ganaderos, el diseño, construcción y refacción de redes de drenaje y la capacitación de personal en prácticas de riego responsable. Para ello, se multiplicarán las gestiones ante la UCAR (Unidad para el Cambio Rural), que canaliza créditos del BID para el sector agropecuario.

Se convocará a productores en el orden nacional y externo, en base a la atracción que imponen las marcas Neuquén y Patagonia, se invitará a productores, hijos y familiares de productores de la región, con potencial comercial y capacidad empresarial a formar parte de esta movilización hacia el campo bajo el lema «Volver a trabajar la Tierra».

En fruticultura, se efectuará rápidamente un censo minucioso de productores, superficies e instalaciones - 354 productores y 7.074 has netas plantadas con 4.700 personas empleadas – y se llevará a cabo un programa de erradicación de montes abandonados y recuperación de tierras productivas, se avanzará en programas de reconversión del riego y diversificación de la producción, se revisarán y fortalecerán las normas y mecanismos de cobertura contra el granizo, las heladas y lucha contra las plagas y se asegurará la continuidad y crecimiento de los productores ya establecidos en el ámbito provincial. Se harán cumplir en forma estricta los protocolos de sanidad y se defenderán y abrirán mercados para nuestra producción.

Se trabajará activamente, con gestión y continuidad, con el gobierno nacional y las provincias vecinas, para acceder a los programas nacionales y el financiamiento destinados a la actividad frutícola.

En ganadería existe una oportunidad única al contar con un status sanitario de reconocimiento mundial – libre de aftosa sin vacunación – para promover mercados internos y externos.

Se convocará a los distintos actores de la cadena ganadera neuquina, grandes y pequeños productores, industriales y distribuidores a aunar esfuerzos para promover la producción de «carne neuquina». Se mantendrán y fortalecerán las normas y aplicación del incentivo ganadero, hacia pequeños y medianos productores que faenen y vendan en Neuquén.

Se establecerán beneficios especiales para la producción y comercialización de ovinos y caprinos y se promoverá fuertemente con tierras y medidas impositivas el desarrollo para ganadería, de riego por pivotes y feedlots.

En piscicultura se cuenta con lagos artificiales sobre el Río Limay, estudiados en cuanto a su capacidad de carga respecto a actividades piscícolas, asegurando la intangibilidad ambiental y existen centros de estudios de la actividad piscícola, en Junín de los Andes, en Plottier y próximamente en Piedra del Águila.

Se revisarán los estudios de capacidad de carga sobre el lago Alicurá, El Chocón y Piedra del Aguila, a fin de identificar sitios para el asentamiento sustentable de nuevos productores. Será fundamental la interacción con la República de Chile para definir en forma conjunta proyectos integrados y complementarios con el vecino país.

Se convocará inmediatamente a inversores para la adjudicación de los sitios definidos, en base a una unidad de faena y frigorífico en Piedra del Aguila, actualmente en construcción.

Se elaborará un plan provincial de resguardo, preservación y recuperación del recurso piscícola en arroyos, ríos y lagos de la provincia y se organizarán, con otras áreas afines, grupos organizados de guardias ambientales que actúen con poder de policía en estos escenarios.

En horticultura, Neuquén cuenta con condiciones agroclimáticas ideales para este tipo de producción, pero la incertidumbre de los precios, la estacionalidad de los cultivos y el avance de la urbanización han sido obstáculos para su crecimiento. Pese a existir tierras, sistemas de riego y capacidad productiva, los productos locales sólo cubren entre el 10 % y el 30 % de las hortalizas presentes en el mercado.

La estrategia será aumentar y diversificar la producción de hortalizas en Neuquén, como eje de un fuerte desarrollo hortícola, productivo y comercial, con características propias, interactuando con los productores para ayudarles a formalizar sus transacciones comerciales, con créditos para que actualicen sus tecnologías y equipamiento y con asistencia para que se asocien e identifiquen nuevos canales de comercialización. El Centro PyME será una herramienta valiosa en esta tarea.

Por las ventajas comparativas que tiene la región, y en base a experiencias realizadas, se promoverá la obtención de productos orgánicos de bajo impacto ambiental, orientados al consumo local y a la exportación.

En forestación, un censo realizado por la Universidad del Comahue en el año 2013 muestra que Neuquén ha forestado en promedio unas 1.000 ha por año, con picos de 3.500 ha en los años 1985 y 2000. Esta producción es insuficiente para abastecer la industria maderera provincial que ha crecido notablemente en los últimos años.

Se efectuará una intensiva campaña de forestación, para cumplir con el Plan Forestal, aumentando significativamente las superficies forestadas.

Se fortalecerán los viveros provinciales a través de inversiones y capacitación, con el objetivo de cubrir con producción propia las necesidades del sector y a CORFONE como un instrumento de inversión forestal pública.

Se conformará un equipo de trabajo para interactuar activamente con Nación para canalizar a los emprendedores forestales los beneficios de la Ley 25.080. Su misión será preparar, canalizar y tramitar las solicitudes y administrar los adelantos.

En el sector industrial, se promoverá la agroindustria a partir de los viñedos, los olivos, las frutas secas y deshidratadas, la liofilización, el congelado y ahumado de carnes y pescados, la producción de jugos y conservas.

Se continuará promoviendo la industrialización de la madera para la construcción, particularmente de viviendas de bajo costo.

Serán auditados fuertemente los Parques Industriales de la provincia para verificar el cumplimiento de las obligaciones de inversión contraídas por los empresarios radicados y se definirán y acondicionarán nuevos espacios para la ampliación de los existentes y creación de nuevas áreas y parques industriales.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído