Hay que diversificar la matriz productiva

Fernando Schpoliansky. Contador Público–Posgrado en Economía Social

Los precios más bajos de las verduras que provienen de otras regiones dependen de una cuestión de escala. Aun con el costo de flete, hay lugares –como Mendoza– que tienen mayor volumen de producción y eso hace que baje el costo del mismo y, por lo tanto, sea más barato el precio de venta al consumidor.

Para mejorar la competitividad de la producción local, el desafío es diversificar la matriz productiva de la provincia, que ahora descansa en la extracción de petróleo y gas. Por lo tanto, es importante derivar recursos del Estado a otros sectores productivos como la tierra y delimitar sectores de producción frente al avance de la urbanización y los loteos.

En ese sentido, se hizo un anuncio del gobierno neuquino con respecto al aumento de la superficie bajo riego en la provincia, que pasaría de 20 mil hectáreas irrigadas a 50 mil. De ese modo, se podría aumentar la escala y bajar los precios de los productos.

Con el acompañamiento del Estado en inversiones en sistemas de riego, créditos blandos, innovación tecnológica y capacitación a los productores, es posible que Neuquén logre el autoabastecimiento de verduras y consiga producir todas las hortalizas que su clima permita.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído